Así lo explicó el Ministro de Salud, Mario Fiad, en referencia al tratamiento de la ley 25.926 de parto humanizado en la Legislatura, iniciativa del Ministerio de Salud con el apoyo de los diputados del bloque radical. Esta adhesión beneficiará directamente a la madre, al recién nacido y familia en general ratificando el cumplimiento de sus derechos bajo el amparo de un marco legal que ofrece la ley nacional.

Ministro de Salud, Mario fiad junto al director provincial de maternidad e infancia, Antonio Buljubasich

Ministro de Salud, Mario fiad junto al director provincial de maternidad e infancia, Antonio Buljubasich

“La idea era poder adherir a esta ley que no tan solo se trata de derechos para la madre, el niño y la familia sino fundamentalmente del concepto de la maternidad segura y tener más mecanismos que protejan a las embarazadas y a los recién nacidos antes, durante y después del parto”, expresó Fiad.

Detalló que la provincia tiene un compromiso asumido con Unicef de fortalecer las maternidades seguras y centradas en la familia, manifestando así que “estamos avanzando para garantizar el cumplimiento de las condiciones obstétricas y neonatales básicas y sobre todo contar con la participación de la madre y su familia en la toma de decisiones respecto a temas vinculados con el nacimiento y cuidado de sus hijos, respetando su privacidad y confidencialidad”.

Por ultimo, manifestó la necesidad de ser más eficaces y eficientes en los procesos de atención; “en tender a que estos índices perversos de mortalidad materna y mortalidad infantil los pongamos en valor y trabajar fuertemente, con una hoja de ruta clara, buscando como objetivo el beneficio de la gente”.

El director provincial de maternidad e infancia, Antonio Buljubasich, destacó que “es una ley que se centra en los derechos de la embarazada, el recién nacido y la familia; para que puedan elegir la institución, las practicas, estar informados de todo el procesos previo, durante y posterior al parto; cómo debe ser atendido el recién nacido; sus derechos de internación; a recibir la visita y el acompañamiento de los padre”.

La ley nacional de parto humanizado (25.926), es sumamente amplia y abarca esta problemática en su totalidad; fue sancionada en el año 2004, sin embargo la provincia no se había adherido.

De ser sancionada y reglamentada posteriormente, Jujuy contará con más herramientas que permiten avanzar sobre la protección de las embarazadas y los recién nacidos. El marco legal optimiza el cumplimiento de los derechos, centrando las maternidades en la familia y sobre todo brindando mayor protección al momento del parto para que se dé de la mejor manera, con la mayor seguridad y cuidado posible.