Sin justificación, Tapia y mesa directiva de ADEP piden renuncia del Gobernador y de la Ministra.

El ministro de Trabajo y Empleo de la Provincia, Jorge Cabana Fusz, remarcó que la Asociación de Educadores Provinciales (ADEP) acató la conciliación obligatoria y el lunes comienzan las clases.

Ministro de Trabajo Jorge Cabana Fusz
Ministro de Trabajo Jorge Cabana Fusz

“La inmensa mayoría de la población piensa que todos tendrían que ganar mejor: docentes, enfermeros, policías, médicos y el resto de los trabajadores. Al no alcanzar los recursos, los incrementos deben ser equitativos, ya que la Provincia debe pensar en todos sus agentes”, y agregó que “el Gobierno reconoce la justicia del reclamo docente y también garantiza el derecho de los niños a la educación”.

Cabana remarcó que a los docentes se les hizo un ofrecimiento acorde a la situación financiera de la provincia en el marco de la discusión paritaria, la cual aún continúa abierta, explicando  además que el Gobierno dictaminó la Conciliación Obligatoria, y la misma fue acatada por el sindicato docente, por lo que el inicio de las clases este lunes se realizara de manera normal.

Por tal motivo, el Gobierno Provincial, ratifica el inicio del ciclo lectivo y el aumento del 10% en el importe del sueldo básico de los docentes (lo que impacta en el resto de los ítems liquidados), incrementó del adicional no remunerativo bonificable en 200 pesos; al rubro Estado Docente se le adiciona la suma de 945  pesos (Aporte Nación 3AP) y el Fondo del Incentivo Docente se mantiene en 1.210 pesos.

En tanto, informó que el piso salarial docente está en 9.672 pesos desde enero 2017 recordando que en el 2016 el mismo estaba en $ 6.364, lo que manifiesta un incrementó en un 51%, además de continuar abierta la paritaria para dicho sector.

“Más allá de lo excesivo de una medida como lo es pedir la renuncia del Gobernador, por parte de una dirigencia claramente vinculada a la Tupac Amaru, esta posición confirma que desde la mesa directiva de ADEP se impulsan acciones políticas en detrimento del gobierno, que en realidad terminan perjudicando a los niños que deberían ser la prioridad en cualquier análisis”, finalizó el ministro.