El Gobierno de la provincia, por medio del Ministerio de Ambiente, avanza en el fortalecimiento del vínculo con las comunidades vicuñeras para continuar capacitando a sus miembros en el proceso de esquila de vicuñas conocido como chakus, además de redoblar la apuesta y pensar en capitalizar la fibra como un recurso que permita, a través del agregado de valor, el desarrollo sustentable de los pueblos.

WhatsApp Image 2017-06-29 at 13.43.21

En ese marco, el equipo de la Secretaría de Biodiversidad del Ministerio de Ambiente mantuvo, en Lagunillas de Farallón, una reunión con las Comunidades Andinas Manejadoras de Vicuñas de Yavi (CAMDVY), para conversar sobre los diversos temas que están asociados al cuidado y aprovechamiento sustentable de la vicuña.

“Por decisión del gobernador Gerardo Morales, y de nuestra ministra María Inés Zigarán, estamos avanzando en el diálogo con los miembros de las comunidades de la puna, pero también con otros actores con quienes entendemos debemos tejer un vínculo estratégico pensando en fortalecer el proceso vicuñero”, declaró el Secretario de Biodiversidad del Ministerio de Ambiente, Javier Gronda.

En el mismo sentido aclaró que la reunión es la continuidad de otras que ya concretaron meses atrás. Además, se reunieron con referentes de ambiente de las provincias de Catamarca y Salta, y con el Director Nacional de Biodiversidad y Recursos Hídricos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, Javier García Espil.

“En esta oportunidad –precisó- avanzamos sobre la posibilidad de articular con Gendarmería Provincial y con la Policía de la Provincia, para ejercer un mayor control territorial respecto de la caza furtiva de la vicuña, que está penalizada por Ley”.

El funcionario de ambiente explicó, luego de destacar el apoyo de los Ministerios de Ambiente y de Producción de Nación, que “uno de los temas prioritarios del encuentro fue también el de empezar a pensar en los chakus que inician en septiembre y se extienden hasta mediados de diciembre; en la logística, el trabajo que deben hacer las comunidades, las capacitaciones, los recursos, los actores que intervienen, los nuevos pueblos que se suman, etc.”.

El NOA retoma el vínculo vicuñero

En el mismo sentido y por iniciativa de Jujuy, días pasados se concretó una reunión de los referentes ambientales de Catamarca y Salta, otras de las dos provincias vicuñeras del país. Se trata de un espacio regional que vuelve a activarse entre los gobiernos del NOA.

“Estamos avanzando regionalmente, de manera comprometida, porque entendemos que hay que pensar el proceso de esquila de vicuña en silvestría estratégicamente y con una perspectiva nacional e internacional, favoreciendo a las comunidades de nuestros territorios que encuentran en los chakus una oportunidad de desarrollo para sus economías”, valoró Javier Gronda.

De hecho, en la reunión mantenida con las comunidades de la CAMDVY también estuvieron presentes algunas personas de Santa Victoria, Salta, quienes vinieron a intercambiar experiencias y tejer un vínculo más directo.

Otras comunidades y nuevos espacios

En el nuevo esquema vicuñero provincial, se está pensando y trabajando para incorporar otras comunidades. “Vamos a avanzar en las capacitaciones de las comunidades del departamento de Santa Catalina: Cabrería, Oratorio, Timón Cruz y San Juan y Oros. Con estas comunidades vamos a empezar el diálogo para que el año que viene puedan realizar los chakus”, precisó el referente de biodiversidad provincial.

Al mismo tiempo agregó que “se trata de un trabajo que además articulamos con el Ministerio de Ambiente y el de Producción de Nación, con los equipos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, la Secretaría de Agricultura Familiar, y el Ministerio de Producción de la provincia”.

Finalmente ponderó que están pensando, junto con las comunidades manejadoras de vicuñas y el resto de los actores partícipes, en la realización de un Encuentro Internacional de Comunidades Manejadoras de Vicuñas que se realizaría a mediados de diciembre en Yavi. En el mismo participarían equipos y comunidades de Catamarca y Salta, Bolivia y Perú.

“La idea del encuentro es que vengan personas de distintas comunidades a intercambiar experiencias. Sobre todo porque ya estamos pensando en el tema de la comercialización de la fibra. Es un proceso abierto, participativo, con una potencialidad enorme, y con la perspectiva de valorar los conocimientos ancestrales de nuestros pueblos para que puedan fortalecer el desarrollo por medio de otras alternativas”, concluyó.

WhatsApp Image 2017-06-29 at 13.43.08 WhatsApp Image 2017-06-29 at 13.43.20