El Ministerio de Ambiente con la adhesión de la empresa Manzur, trabajarán en un programa de recuperación y valorización de residuos plásticos y materiales reciclables en la zona de la Quebrada, en el marco del proyecto provincial de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) que convoca al sector público, privado, y a la sociedad civil.

IMG_7426

Se trata de una iniciativa que tiene como propósito instalar el concepto de separación binaria de residuos en la Quebrada de Humahuaca y garantizar la recuperación y recolección sobre todo de botellas plásticas en puntos verdes distribuidos en algunas localidades del norte.

La propuesta busca además contribuir a la disminución del volumen de residuos que se generan en cinco comunidades de la región, desarrollar un proceso integral de comunicación y educación ambiental con plena participación y protagonismo de los actores locales.

En este sentido la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, destacó el trabajo del equipo de la Dirección de Herramientas de Gestión para las Políticas Ambientales encabezado por Iris Civardi, desde donde se articula con los diferentes actores de manera transversal en el ministerio.

Asimismo, valoró la voluntad de la empresa que se suma al trabajo de gestión de residuos diciendo que “para nosotros representa un ejemplo que muy bien se puede replicar desde el sector privado comprometido con el cuidado ambiental”.

“Consideramos –agregó- que muchas empresas de nuestra provincia pueden ejercitar prácticas sustentables, sobre todo a través de sus áreas de responsabilidad social; no solo como una muestra de un compromiso empresarial retributivo, sino además como una oportunidad de apostar a un desarrollo futuro y sostenido en el tiempo”.

Por su parte, el Coordinador del área de Responsabilidad Social Empresaria de la empresa Manzur, Guillermo Pfister, agradeció la oportunidad de poder trabajar en conjunto con el Ministerio y los Municipios de la Quebrada.

El referente de la empresa distribuidora de bebidas describió la propuesta diciendo: hemos firmado convenios, entre otros, con los municipios de Maimará, Purmamara y Tilcara, para trasladar los residuos plásticos y todos los residuos reciclables, luego venderlos y lo que se recaude puede volver en obras relacionadas con el ambiente para cada municipio.

“La actividad no tiene fines de lucro –concluyó-. Sentimos que es una gran contribución que puede hacer la empresa en términos de cuidado ambiental, porque es importante que todos los actores nos involucremos, cada uno desde el rol empresarial que cumple”.

El proyecto se ejecutará las próximas semanas, en articulación con los municipios de la Quebrada seleccionados, el Ministerio de Ambiente y la empresa Manzur.

IMG_7439