Nación y Provincia firmaron una carta de intención para la implementación del Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria. Se pretende, a través de la instancia de medición, resolver conflictos laborales individuales, sin recurrir a la justicia. La iniciativa deberá pasar ahora por la Legislatura.

Firma de acta acuerdo de servicio de conciliación laboral obligatoria.
Firma de acta acuerdo de servicio de conciliación laboral obligatoria.

El Ministro de Trabajo y Empleo, Jorge Cabana Fusz y el Director de Relaciones Individuales del ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, Omar Nills Yasín, rubricaron el acuerdo que tiene como objetivo central mejorar la administración de la Justicia con la implementación de una conciliación obligatoria, previa a interponer demanda judicial en el fuero laboral. El sistema se presenta como un método alternativo de resolución de conflictos.

En tal sentido, el Ejecutivo provincial enviará a la Legislatura el proyecto por ley para su tratamiento y posterior adhesión a la Ley Nacional, con sus particularidades y modificaciones. Además, al tratarse de un tema inherente al Superior Tribunal de Justicia, el cuerpo deberá realizar sus aportes al proyecto.

Jorge Cabana Fusz, manifestó que el servicio ayudará a resolver conflictos, ahorrar tiempo, “y además será sin costo para el trabajador. Es una nueva propuesta para los sectores profesionales porque los vamos a capacitar en materia de conciliación para trabajen con los problemas que se planteen”.

“El índice de litigiosidad en Buenos Aires ha bajado más de un 30 por ciento con la implementación de la conciliación dando respuesta a los litigios que se venía teniendo en materia laboral en la provincia”, añadió el Ministro.

“Es un drama para el que inicia un juicio, por los años que dura y por más que se actualicen los montos no son los que reclama el trabajador. Este servicio está dentro de nuestro paradigma del dialogo y de agotar todas las instancias necesarias para resolver los conflictos”, remarcó Cabana Fusz.

Por su parte, Omar Nills Yasín, quien está a cargo del Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (SeCLO), explicó que el sistema resolverá conflictos entre trabajadores con su empleador en plazos acotados evitando llegar a un juicio.

“Esto es como consecuencia que en todo el país los foros del trabajo están colapsados, los juicios duran entre 4 y 6 años y no es el fin que la Ley laboral tiene para las indemnizaciones después de tanto tiempo”, expresó.

“La conciliación será con ayuda del Estado, con la participación de un abogado laboral conciliador que obtiene su matrícula del Ministerio de Trabajo por con concurso público, y que luego de realizar el acuerdo, el mismo será homologado por el Estado para hacer un control de legalidad del mismo”, concluyó el funcionario nacional.