La contundente definición pertenece al gobernador Gerardo Morales, quien tras la sucesión de violentos episodios en San Pedro y La Esperanza instigados por dirigentes del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio La Esperanza, ratificó la continuidad del plan de recuperación integral de la planta industrial, desde la convicción de que representa una oportunidad histórica para reconstruir el complejo fabril y reposicionarlo entre los más promisorios de la región.

El gobernador Gerardo Morales encabeza la conferencia de prensa que tuvo lugar en el Salón Blanco.
El gobernador Gerardo Morales encabeza la conferencia de prensa que tuvo lugar en el Salón Blanco.

En conferencia de prensa realizada en el Salón Blanco con la presencia de los ministros de Desarrollo Económico y Producción, Juan Carlos Abud Robles; de Trabajo y Empleo, Jorge Cabana Fusz; y de Gobierno y Justicia, Agustín Perassi; del fiscal de Estado, Mariano Miranda; y del intendente de San Pedro, Julio Bravo; entre otros, Morales aseguró que las autoridades provinciales “volverán a dialogar con los trabajadores, no así con los delincuentes” que provocaron los lamentables hechos de violencia y que dejaron como saldo 20 policías lesionados, entre ellos un cabo que recibió un machetazo en la cabeza.

Además, ratificó el proyecto productivo y de recuperación del complejo industrial, al cual “defenderemos de aquellos sectores de delincuentes que a través de la violencia buscan impedir el saneamiento integral del ingenio y las inversiones futuras”, observó para luego resaltar que estos grupos minoritarios “quieren hundir La Esperanza, sin importarles las más de mil familias que pueden quedar en la calle”.

Denunció el accionar de dirigentes gremiales que “llegaron al límite de delinquir” y cargó contra el rol que hoy asumen “los corresponsables del gobierno anterior que dejaron esta pesada carga al pueblo jujeño”.

“Necesitamos que los trabajadores vuelvan al ingenio para no perder más tiempo y así afrontar los compromisos de la interzafra, camino a la venta de la empresa”, subrayó y resaltó que el grupo inversor se mostró preocupado de cara a la situación “autodestructiva, suicida e irresponsable” planteada por el gremio.

Alternativas para los trabajadores

Recordó que el programa de ordenamiento del personal, consta de tres patas: Los 600 trabajadores que continuarán en el ingenio, los 300 con la opción de pasar al Estado y los 180 con posibilidad de jubilarse.

“Quienes opten por la planta del Estado o la jubilación, entran automáticamente al fondo constituido con aportes de la Nación, de la Provincia y del Banco Nación para pagar la liquidación final de zafra”, resaltó Morales y enfatizó que los que se inscriban a la brevedad accederán a este fondo sin dilaciones.

Aclaró que a los que no adhieran a estas alternativas, se les pagará con la venta de azúcar y alcohol. “Por eso necesitamos que el sindicato nos permita comercializar estos productos”, advirtió y puntualizó que “cinco camiones llegaron a la planta para cargar alcohol, sin embargo no se los permitieron”.

“El argumento que esgrimen para desatar la violencia es la falta de pago de sueldos, lo que no es verdad, puesto que es el sindicato el que no quiere que los trabajadores cobren”, remarcó.

Liquidación de la zafra

Abud Robles, por su parte, precisó que en horas se procederá a la firma de decretos para el pase de 36 trabajadores a la planta del Estado y otros 50 están en condiciones de acceder al beneficio jubilatorio. Ambos grupos percibirán la liquidación final de la zafra, con todos los conceptos que corresponden. Se prevé que el pago se efectivizará entre mañana jueves y el viernes.

Asimismo, indicó que el Gobierno de la Provincia tiene vigentes los vínculos operativos e institucionales con ANSES, mientras que en el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, en la cartera de Trabajo y Empleo y en la Municipalidad de San Pedro mantiene las oficinas de consulta especialmente habilitadas para los trabajadores que deben hacer la opción laboral o jubilatoria.

Ordenes de detención

Miranda, a su turno, informó que oportunamente fueron denunciados el secretario general del gremio, Sergio Juárez; al secretario gremial, Néstor Bautista; y a los asesores legales “que fueron parte activa de la comisión de estos hechos delictivos”, enfatizó y recalcó que la Justicia emitió las correspondientes órdenes de detención sobre ellos, incluyendo a otros sindicalistas.

Puntualizó que además del secuestro de maquinaria usada para los cortes de ruta y previamente sustraída al ingenio, la Policía procedió a la detención de 24 personas.

También se secuestró vehículos que son propiedad del sindicato, “lo que deja a las claras que los episodios violentos tuvieron instigadores”, indicó.

Describió que la Justicia maximiza esfuerzos para individualizar al agresor del efectivo policial que sufrió un machetazo en la cabeza, “hecho que se investiga para determinar si fue tentativa de homicidio, puesto que el policía estuvo muy cerca de perder la vida”, sostuvo el fiscal de Estado.

“Grupos de delincuentes buscan la liquidación del ingenio La Esperanza”, advirtió Morales en conferencia de prensa.
“Grupos de delincuentes buscan la liquidación del ingenio La Esperanza”, advirtió Morales en conferencia de prensa.