Especialistas del Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, asesoraron a productores y relevaron las condiciones de animales entregados en el marco del Plan de Fomento Genético para la Ganadería Bovina, que prosigue la oferta de reproductores para la mejora sustancial de rodeos en Valles y Ramal.

Evaluación de terneros entregados en El Ceibal
Evaluación de terneros entregados en El Ceibal

Las líneas de acción son ejecutadas a través de la Dirección Provincial de Desarrollo Ganadero, siguiendo desde el 2017 la premisa de mejorar la calidad genética de las crías. Las actividades se realizan en doble vía: por un lado el seguimiento a las especies ya entregadas, y por el otro la cesión de terneros de raza Braford y Bonsmara y sus cruzas, que luego reemplazarán a los toros en servicio de diversos establecimientos productivos.

Para garantizar la renovación genética, se recorrieron predios en Yala y El Ceibal. “Ya estamos en la segunda etapa del plan, que es la visita técnica a los predios que han recibido un toro de parte del Gobierno para ver las condiciones alimenticias y de sanidad en las que se encuentran”, expresó al respecto Sandra Ramos, veterinaria de la oficina de Ley Bovina.

Destacó que para lograr el impacto cualitativo y cuantitativo esperado, es fundamental que los productores cumplan con ciertas recomendaciones: situación del potrero, tipo de alimentación a recibir y manejo sanitario (colocación de anti parasitarios, antibióticos y vacunas). “La intención es prevenir todo tipo de enfermedades para que los toros puedan seguir desarrollándose y puedan llegar a la edad de reproducción en el próximo verano”, resaltó la especialista.

Hasta el momento, comentó que se comprobó que los animales observados están en buenas condiciones. No obstante aclaró que “todavía restan regularizar algunas recomendaciones sanitarias, y los productores se comprometieron a efectuarlas en el corto plazo”. En el mismo sentido, puntualizó que continuarán las visitas a los diferentes beneficiarios.

Finalmente, recordó las condiciones para los interesados en sumarse a este plan de mejora genética: ser productor de ganado bovino de cría en valles y ramal; contar con un mínimo de 30 hembras (vacas más vaquillonas) por productor, declarados en la última acta de vacunación.

Los requisitos a presentar son DNI y fotocopia; carnet de marcas y señales (actualizado) junto a RENSPA-SENASA (actualizado); última acta de vacunación, régimen de tenencia de la tierra (escritura o boleto de compra venta); y croquis de ubicación de la finca. Se solicita como contraparte $ 4.000 para afrontar gastos de traslado, alimentación, seguimiento y evolución de cada animal.

Por informes, Ramos recordó la disposición de las oficinas de Ley Bovina de la cartera ministerial, en calle Ascasubi 292 del barrio Bajo La Viña, en San Salvador de Jujuy; teléfono 0388 – 4264018.

Futuro reproductor entregado en Yala
Futuro reproductor entregado en Yala