Ante versiones malintencionadas que intentan instalar en la comunidad zozobra, preocupación, y temor, desde el Ministerio de Ambiente se desestimó la información respecto a las causas que provocaron la mortandad de ejemplares de flamencos que perecieron producto de una fuerte tormenta y caída de granizos en la Laguna de Pozuelos, y no por un supuesto desborde del dique de colas de Pirquitas que se encuentra en una cuenca diferente o de Chinchillas que no cuenta con dique de colas.
Ministerio de Ambiente
Ministerio de Ambiente
No obstante, la información elaborada por los profesionales del INTA, quienes realizaron una necropsia a los animales junto con la participación de Marcelo Valverde, Intendente de la Laguna de Pozuelos, técnicos especialistas de la Secretaría de Calidad Ambiental y biólogos de la Secretaria de Biodiversidad del Ministerio de Ambiente, junto con los equipos de Parques Nacionales que actúan en la provincia a través de Julio Monguillot, Delegado Regional Noroeste de la Administración Nacional de Parques Nacionales, se dirigieron a la Laguna de Pozuelos para verificar la situación y tomar muestras de agua, sedimentos, y de ser necesario, suelos, para disipar cualquier duda respecto. Además de que también realizarán una nueva necropsia a algunos ejemplares.
“Para despejar cualquier duda y disipar sospechas, y cumplir con nuestro trabajo de fiscalización, vamos a hacer un muestreo en la zona en donde se analizarán muestras de agua y sedimentos en busca de sustancias que podrían resultar de un hipotético drenaje ácido proveniente de algún tipo de actividad minera. Los puntos de muestreo van a ser en el arroyo que alimenta la Laguna, en la desembocadura y en la zona donde aparecieron los flamencos”, detalló el Secretario de Calidad Ambiental, Pablo Bergese.
Respecto al fenómeno climático que provocó el deceso de los animales, hecho que fue constatado a través de una necropsia que arrojó como resultado politraumatismos en los cuerpos de los flamencos, el Secretario de Biodiversidad, Javier Gronda, precisó: “desmentimos rotundamente la información respecto a que las causas de la muerte de los flamencos sea producto de una supuesta contaminación por la actividad minera que es lo que quieren instalar algunos grupos anti mineros. Todo lo contrario, lamentablemente es el resultado de fenómenos climatológicos que tienen antecedentes en la provincia y que se manifiestan con cierta regularidad o periodicidad, y que provocan la muerte de los animales al no tener donde guarecerse”.
Finalmente, desde la cartera de ambiente se solicitó cautela y responsabilidad a la hora de hacer circular información falaz, que muchas veces genera preocupación y un estado de duda infundada en la comunidad.