El Ministerio de Desarrollo Humano, a través de la Secretaria de Asistencia Directa y Calidad de Vida, asistió con elementos de primera necesidad a la familia Aguilar de la localidad de Fraile Pintado, que sufrió la pérdida de bienes materiales causado por el incendio de su vivienda.

Fotografía de archivo

Sobre la asistencia, la Secretaria de Asistencia Directa y Calidad de Vida, Marta Russo, señaló que “cuando se conoció el hecho, articulamos en forma inmediata con el municipio para conocer la situación de la familia afectada por el incendio de su casa. En esta ocasión,  se asistió con elementos de primera necesidad como cuchetas, colchones, frazadas, ropa de cama, indumentaria, calzado y módulos alimentarios, para afrontar la situación”.

Finalmente, Russo, recordó consejos para la población para prevenir incendios en los hogares:

Verificar las instalaciones eléctricas en el interior de las casas, evitando sobrecargar enchufes que pueden producir cortocircuitos.

Instalar correctamente los artefactos eléctricos siguiendo el manual de funciones, controlar la ventilación de los motores para evitar el sobrecalentamiento.

Si se corta la luz y es necesario el uso de velas, se debe tomar la precaución de colocarlas en lugares seguros, lejos de manteles, cortinas y elementos inflamables, fuera del alcance de niñas y niños y apagarlas bien.

En cuanto a niñas y niños, lo más conveniente es que no estén solas/os en casa sin supervisión de un adulto porque  desconocen los peligros del fuego, por lo que no debe dejarse a su alcance fósforos, encendedores, mecheros, velas, que suelen resultarles muy atractivos. Deben jugar afuera de la cocina y lejos de cocinas y braseros.

En la cocina, se debe vigilar lo que está preparando algunos incendios se originan por comidas desatendidas y se debe evitar hacerlo con ropa holgada, mangas sueltas o prendas con flecos. Evitar las corrientes de aire que pueden mover cortinas o repasadores, que al caer sobre una hornalla se pueden encender.

No hay que fumar en la cama, la persona puede quedarse dormida con el cigarrillo encendido, provocando que se encienda la ropa de cama. Se tiene que verificar que los cigarrillos estén bien apagados antes de vaciar el cenicero.

Cuando se sale de los hogares se deben apagar todos los artefactos eléctricos, cuando la ausencia es prolongada, asegurarse de que las llaves de gas y luz queden cerradas correctamente.

Los hornos microondas poseen mucha energía, por lo cual es importante usarlo adecuadamente para evitar cualquier riesgo, así como dejarlo fuera del alcance de niñas y niños.

Si en la vivienda hay olor a gas, no se debe prender ni apagar las luces, para evitar chispas. Lo primero que hay que hacer es abrir todas las ventanas posibles para ventilar el lugar. Luego, asegurarse que todas las hornallas estén apagadas y si aún así continúa el olor, se debe llamar de inmediato a un gasista matriculado para que revise la instalación.

Todas las personas deben conocer estos consejos para lograr tener un ambiente más seguro para todos/as.