El gobernador Gerardo Morales, ofreció una conferencia de prensa en el Salón Blanco junto al ministro de Salud, Gustavo Bouhid, y el coordinador general del Ministerio de Salud, Agustín Labarta, para informar sobre las gestiones realizadas en Santa Cruz de la Sierra, en el marco de la Reunión sobre “Acuerdo de Cooperación en Materia de Salud” Bolivia – Argentina celebrada en el vecino país.

EL Gobernador Gerardo Morales, conferencia de prensa acuerdo de salud con Bolivia.
EL Gobernador Gerardo Morales, conferencia de prensa acuerdo de salud con Bolivia.

En primer lugar, el Mandatario señaló que “procuramos definir la reciprocidad en materia sanitaria de los argentinos en tránsito por Bolivia, ya que tuvimos el caso Manuel Vilca y eso no puede volver a pasar», indicando después  su vocación de que «se establezca una forma de compensación entre países».

Recordó que Vilca “pagó 22 mil pesos bolivianos” y reclamó que “le cobraron hasta el papel higiénico, cosa que en Jujuy no hacemos”. En este sentido, negó terminantemente que se haya cobrado sólo 1.200 Bolivianos, como informara la Ministra de Salud de Bolivia.

Más adelante, señaló que “también tenemos el caso Juan Manuel Rodríguez, quien en 2017 murió en Cochabamba” y relató que “el hospital donde estaba no tenía el tipo de prestaciones que necesitaba y no lo dejaron salir al no darle el alta administrativa”.

“Estos son los casos que no queremos que pasen. Queremos que a los argentinos que están en tránsito los traten bien, por eso pedimos reciprocidad y equidad”, subrayó y aclaró que “si no hay más casos Vilca por el convenio que se firme, eso es un paso adelante”.

“No apuntamos a un convenio complejo en el que Cancillería baje línea a los sistemas de salud, ya que no hay un médico en Jujuy que no tenga la consigna de atender a la persona, sin importar de donde sea”, remarcó.

Manifestó que «procuramos definir la reciprocidad en materia sanitaria de los argentinos en tránsito por Bolivia, ya que tuvimos el caso Manuel Vilca y eso no puede volver a pasar», reiteró el gobernador.

Por otra parte, Morales reseñó que en enero del año pasado se comenzó con este planteo, en el marco de la visita del Papa Francisco a Chile, “país en el que se cobraba a los argentinos un seguro de salud y hasta una multa de 200 dólares, lo que configuraba un trato no equitativo, puesto que en Argentina no se cobra eso”, agregó.

También citó el “complejo caso que tuvimos el año pasado con una mujer de 72 años que sufrió un ACV en Villazón, donde estuvo tres días y la trasladaron clandestinamente por el río para dejarla en el hospital de La Quiaca”.

Resaltó que el planteó se renovó con el caso Vilca, “que fue un caso en tránsito y reafirmamos el principio de que toda emergencia se tiene que atender como sea, aspecto que está fuera de toda discusión”.

Puntualizó que  «el reintegro de los pagos efectuados por Manuel Vilca sería una buena señal, porque familiares, amigos y el Estado provincial atendió una situación que debió atender el Estado boliviano”.

Tras reafirmar la “voluntad de integración y trabajo intenso”, recalcó que con Bolivia “trabajamos en diversos temas y mantenemos una agenda propia, es decir que más allá de las relaciones con Cancillería, tenemos una dinámica propia” y recordó que “en este contexto hice visitas a La Paz y en Jujuy recibí a ministros bolivianos, incluso respaldamos el trabajo que están haciendo con el corredor bioceánico”.

Luego, indicó que en Jujuy «tenemos una categoría de extranjero residente en tránsito, que requiere servicio de salud y educación y que no está prevista pero es real» y agregó que lo que pasó en Bolivia «es solo un paso que no va a resolver los problemas pero que es importante».

Otro de los puntos solicitados a las autoridades bolivianas, es que en las licitaciones que se implementarán para la compra de equipos permitan la participación de las empresas argentina que están afuera porque en la actualidad solo califican las empresas que tienen autorización de Estados Unidos y Europa.

Un punto que no está en  la agenda y que se trató fue la compensación, porque se gastó el año pasado 160 millones de pesos en la atención a los extranjeros de Bolivia y queremos que se nos compense por ejemplo con gas para nuestro sistema de salud o escuelas. “Estamos pidiendo la igualdad de trato”, afirmó.

“Estamos dispuestos a firmar más convenios de cooperación, por ejemplo  para que los médicos de Tarija se capaciten en el Hospital Garraham”, manifestó.

A PARTIR DE MARZO SE RECONOCE LA EMERGENCIA Y LA ATENCIÓN PRIMARIA

A su turno, el ministro de Salud, Gustavo Bouhid, indicó que el sistema de salud en Bolivia es limitado, irá creciendo con el tiempo y eso provocará que transcurrido un gran período, la corriente migratoria disminuya y algún día se invierta.

Sobre los temas tratados con sus pares de Bolivia, señaló la necesidad de integrar ambos países, analizando los recursos de los dos países. “Que se reconozca la emergencia  y la atención primaria a partir de 1 de marzo es un hecho histórico”, afirmó el ministro.

Posteriormente, confirmó para el 18 de marzo una videoconferencia con autoridades de Bolivia y una reunión presencial en Jujuy el 1 de abril,  para definir aspectos vinculados al convenio de reciprocidad, manifestando que no queremos que se hagan los distraídos, como el año pasado.

Afirmó que es importante el reconocimiento de la emergencia y si Bolivia reconoce atención en el primer y segundo nivel, en Jujuy haremos lo mismo, señalando que también se solicitará  la diferencia por prestaciones.

«Si no se llega a un acuerdo de compensación, Jujuy cobrará los servicios de la misma manera que se cobran las prestaciones que no cubren», explicó Bouhid.

 

 

EL Gobernador Gerardo Morales, conferencia de prensa acuerdo de salud con Bolivia.