A fin de brindar nuevas herramientas que permitan elevar la calidad de los productos jujeños, el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción organizó un Curso de Chacinados Profesional, a cargo de Marcelo Cagnoli.

Marcelo Cagnoli durante el curso de chacinado.

“Nuestro propósito es que todos los sectores productivos y todos los emprendedores de la provincia, puedan agregar valor a sus productos, de manera que no sólo mejoren su calidad sino que también cuenten una historia a través de ellos”, sostuvo la secretaria de Desarrollo Productivo, Patricia Ríos, y destacó que el evento se hizo posible gracias a la articulación con la Secretaría de Asuntos Municipales y el apoyo del sector privado.

Mencionó que la capacitación estuvo a cargo del prestigioso Marcelo Cagnoli, especialista en charcutería, quien “brindó un curso teórico práctico sobre la correcta elaboración de chacinados, incursionando en técnicas básicas de manipulación y cocción. Técnicas indispensables para lograr las mejores preparaciones”.

Ríos resaltó que en la oportunidad, los asistentes aprendieron a elaborar mortadela con pistachos, jamón cocido de bondiola, pastrami, leberwurst, chistorra, cantimpalo, butifarra y salame.

“Fue un curso muy interesante porque los productores aprendieron nuevas técnicas, pero principalmente estrategias para abastecerse de ingredientes y sabores locales, con una mirada socialmente responsable y una producción gastronómica sustentable”, ponderó la secretaria.

Por su parte los asistentes coincidieron en resaltar la envergadura del evento, “pudimos aprender a utilizar elementos andinos y que son propios de nuestra tierra, pero que muchas veces no lo hacemos y que realmente le dan un matiz único y característico de Jujuy”, expresó José Frías de “Chakitusu, la llama gastronómica”.  

Sector privado y público articulando acciones en pos del crecimiento de los productores locales.