Los ministros de Seguridad Ekel Meyer, de Trabajo Jorge Cabana Fusz y de Desarrollo Humano de la Provincia Natalia Sarapura firmaron un convenio de colaboración para la capacitación de las fuerzas de seguridad sobre el abordaje del trabajo infantil. Los ministerios refuerzan en conjunto la lucha contra el trabajo infantil y la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Tras finalizar la primera jornada de capacitación destinada a policías de toda la provincia para el abordaje ante situaciones de trabajo infantil y adolescente desde una mirada integral, el ministro de Seguridad, Ekel Meyer, desatacó que ya son “120 policías capacitados en la detección, combate y seguimiento del trabajo infantil, tratándose de la primera fuerza policial del país en capacitarse sobre este flagelo social”.

Respecto a la importancia de la presencia del Estado y el rol de la Policía en las políticas públicas, Meyer señaló que “uno de los ejes estratégicos del Ministerio es la prevención. Cuando empezamos la gestión, la policía, estaba ausente en varios temas, y tuvimos que firmar varios acuerdos para capacitarla. No queremos más solo una policía que actúe pos delito sino una policía preventiva”.

Para finalizar, Meyer indicó la importancia del abordaje interministerial en las situaciones de trabajo infantil: “Los niños deben jugar y estudiar, no pueden estar trabajando, y como Gobierno lo  debemos evitar. Ante cualquier situación se debe dar intervención a los organismos correspondientes”.

Por su parte, el ministro Cabana Fusz, aseguró que “es un hito en la historia contra el trabajo infantil». Señaló: «lo hacemos convencidos y sabiendo que uno de los grandes propulsores fue nuestro Gobernador en el año 2008, quien modificó la ley dándole a los jóvenes de 16 a 18 años la oportunidad que puedan ser autorizados por los padres para trabajar bajo la ley”.

Agregó que “la Policía de Jujuy se capacita para brindar apoyo a los chicos y a las familias que generalmente son de bajos recursos, para detectar y saber qué hacer”.

Por último, la ministra Sarapura expresó que “venimos a recuperar un Estado presente y en territorio. Este convenio es la ratificación del Gobierno en la protección de nuestros niños, la promoción de sus derechos, la vigilancia y el monitoreo de su situación y el ejercicio de sus derechos».

«El combate del trabajo infantil es una política de Estado, en ese sentido el Ministerio de Seguridad nos ha dado muestra de la sensibilidad y de la conciencia de lo importante que es mejorar a la institución policial para su abordaje”, concluyó.