El objetivo de la capacitación fue convertir en habitual los temas referidos a las enfermedades de transmisión sexual entre los Adultos Mayores; ya que son quienes tienen la experiencia y la capacidad de convertirse en agentes multiplicadores de la información en la familia y la sociedad.

Las enfermedades de transmisión sexual son absolutamente prevenibles y curables.

Hablar de Sífilis, VIH Sida y otras enfermedades de transmisión sexual con los Adultos Mayores resulta imprescindible para el Ministerio de Salud, ya que “a través de estos encuentros en donde se produce el intercambio de experiencias y conocimientos, se busca desmitificar a estas enfermedades y las distintas creencias promoviendo los métodos de prevención y cuidado”, sostuvo el Referente del área Gustavo Macías.

Luego, al referirse a los mitos y creencias, Macías explicó que “resulta necesario aclarar que toda persona que tiene una relación sexual puede estar expuesta a contraer una enfermedad de transmisión sexual; ya que éstas son indiferentes a grupos sociales o franjas etarias”.

“El desconocimiento de las enfermedades y la falta de prevención son los principales motivos del aumento de casos; se cree que son patologías que desaparecieron entre nosotros o que están en descenso y resulta todo lo contrario”, motivo por el cual desde la cartera sanitaria se recomienda el uso del preservativo como único método de prevención”, acentuó.

Las infecciones de transmisión sexual (ITS), son un conjunto de afecciones clínicas infectocontagiosas que se transmiten de persona a persona por medio del contacto sexual, que se produce, casi exclusivamente, durante las relaciones sexuales. Sin embargo, pueden transmitirse también por uso de jeringas contaminadas o por contacto con la sangre o con otras secreciones, y algunas de ellas pueden transmitirse durante el embarazo, durante el parto o la lactancia, desde la madre al hijo. Datos de la Organización Mundial de la Salud, indican que cada día se registra cerca de un millón de nuevos casos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) consideradas curables.

El preservativo es el principal método de prevención de las ETS.