El personal de Bomberos enviado por el Gobierno de Jujuy para brindar ayuda contra los focos de incendios en Bolivia se encuentra en San Antonio de Lomeria a 400 Km de Santa Cruz de la Sierra recorriendo ocho horas por camino de tierras irregulares.

Los efectivos fueron enviados por el Comité Operativo de Emergencias a San Antonio de Lomeria, donde hay 30 comunidades aborígenes que sufren la falta de agua potable y una persistente sequía.

El grupo se traslada a las distintas comunidades que requieren la colaboración de los bomberos, contando además con la ayuda de los pobladores que con  herramientas y tachos con agua ayudan a combatir los focos de fuego que se encuentran próximos a sus haciendas y cosechas.

Las jornadas de trabajo comienzan muy temprano y terminan al ocultarse el sol, con un receso entre las 12 y 15 horas debido a las altas temperaturas que llegan a los 40 grados y que sumado a las brasas y a los focos ígneos no les permiten seguir trabajando.

Ayer realizaron trabajos en Las Trancas y El Remate, abarcando una superficie de 7 km aproximadamente.

Las unidades móviles de bomberos son utilizadas para el transporte de agua ya que el ingreso al monte y a la zona de incendio solo puede hacerse con mochilas hídricas y herramientas como palas y machetes. El personal de Bomberos se encuentra en buenas condiciones físicas y de salud.