Con un acto realizado en Plaza Belgrano, se recordó un nuevo aniversario del Día de la Unidad Alemana, hecho ocurrido en el año 1990. A la ceremonia asistió el ministro de Gobierno y Justicia, Oscar Agustín Perassi.

El funcionario indicó que no hay dudas de la envergadura del acontecimiento, porque la unificación fue un hecho histórico y de gran impacto, en la vida de los pueblos y a nivel mundial. “Alemania es un ejemplo de trabajo, unidad y crecimiento”, expresó.

Por su parte, la Cónsul Honoraria, Svea Leuchel, indicó que para una nación 29 años es poco tiempo, señalando además, que cuando existe voluntad y tolerancia se pueden construir y llevar adelante proyectos en común.

“La caída del muro fue producida por el pueblo, y al no haber una reacción violenta, se construyó una nueva sociedad”, manifestó.

Al iniciarse el acto, se entonaron las estrofas de los himnos de nuestro país y de Alemania. Participaron autoridades consulares de otros países e invitados especiales.