El gobernador de la provincia, Gerardo Morales se reunió con el secretario General de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló; el ministro de Trabajo y Empleo,  Normando Álvarez García; el secretario General del Sindicato de Trabajadores de Aceros Zapla, Víctor Aguirre y la titular de Fiscalización del Ministerio de Trabajo, Gabriela Ferreyra Jenks. “Le agradezco a la UOM por su presencia activa para defender a una de las empresas más emblemáticas de la provincia”,  señaló el ministro.

El funcionario provincial señaló que se analizaron varios temas relacionados al futuro de la empresa, porque “no queremos que Aceros Zapla desaparezca, y que a partir de ese cierre queden más de 200 familias sin trabajo. Haremos todo el esfuerzo para mantener a la empresa de pie”, afirmó.

En tanto, la máxima autoridad a nivel nacional de los trabajadores metalúrgicos, calificó de positivo el encuentro con el Gobernador jujeño. “Le agradezco públicamente al Gobernador y al Ministro por haber recibido la inquietud de la UOM debido a que se está viviendo una situación muy difícil porque no hay trabajo”, comentó.

Señaló que desde la entidad gremial hay predisposición para trabajar de manera conjunta con el gobierno y llamar al empresario para ver cómo se puede reactivar la fábrica. “La voluntad de los trabajadores y del Gobernador es que esto funcione”, remarcó.

Finalmente, dijo que desde la UOM nacional se hará todo lo necesario para que los trabajadores de Zapla tengan una reactivación de la empresa. “Con el Gobernador estuvimos hablando sobre un gran proyecto  que tiene la provincia referido a la fabricación de las baterías de litio, iniciativa que tendrá el acompañamiento del gremio, porque de concretarse Jujuy será una de las provincias que más se va a reactivar. Jujuy será la provincia del futuro”, concluyó Caló.