Bajo un estricto protocolo de seguridad se abrieron las puertas de tempos e iglesias de la provincia. El director Provincial de Culto, Jorge Pereira, en representación a la Iglesia Católica a través del Obispo y de los Templos Cristianos, acordó positivamente con el Comité Operativo de Emergencia y sus autoridades la flexibilización de las actividades religiosas.

De esta forma, el COE como autoridad principal frente a esta pandemia autorizó la flexibilización de las actividades religiosas “hemos logrado junto a diversos cultos y el Obispo de la provincia que se permita desde el sábado 8 de mayo la apertura de Templos, sin la actividad litúrgica en las iglesias, y en los templos cristianos sin la santa cena del señor, se continuará la celebración de la misa de manera virtual” expresó Pereira.

Así también informó, que las actividades religiosas están previstas que se desarrollen de lunes a sábado de 8 a 20 horas, no se permitirán aglomeraciones por lo cual los fieles deberán respetar las medidas de distanciamiento, el uso de barbijo y respetando la medida de par o impar de acuerdo a finalización del DNI. Como también, los tempos dispondrán de un circuito unidireccional con la marcación del ingreso y el egreso, en las banquetas podrán sentarse dos personas de por medio, no se podrán tocar las imágenes, se dispondrá de alcohol en gel y la limpieza de pisos frecuentes.

Finalmente, el Director de Culto del Ministerio de Gobierno y Justicia, hizo llegar su mensaje a las familias religiosas expresando que este es un primer paso, de los cuales habrá muchos más mientras sigamos teniendo fe y cumpliendo con las normas dictadas por el Comité de Emergencia frente a la erradicación y prevención de COVID-19.