Tag Archives: Chanchillos



La Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, se reunió con el Intendente de San Pedro, Julio Bravo y su gabinete de ambiente, para dialogar sobre el avance de obra de la Planta de Transferencia que forma parte del proyecto GIRSU – Chanchillos, ejecutado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación (SAyDS) y el Ministerio de Ambiente local, con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

WhatsApp Image 2019-03-15 at 14.04.18

La planta de clasificación y transferencia, pronta a inaugurarse, recibirá y procesará la franja seca de los residuos de San Pedro y localidades aledañas. Y luego integrará los residuos no recuperables en el sistema del Centro Ambiental Jujuy (CAJ), particularmente en el relleno sanitario.

Por esta razón, la titular de la cartera ambiental, acompañada del Gerente General de la empresa GIRSU S.E., Jorge Bouchet; la Directora de Ordenamiento Ambiental del Territorio, Susana Amador; y el Director de Planificación Estratégica, Oscar Unzaga; se reunieron con el Intendente Julio Bravo; el subsecretario de medio ambiente, Carlos Zamar, y el director de medio ambiente, Gabriel Moza. También estuvieron presente los consultores contratados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) que financia las otras etapas del proyecto, Siger Seinen, Ilias Tarnaras, y Paul Dax.

“Hemos dialogado con el intendente y su equipo sobre cuestiones vinculadas a la operación de esta planta que vamos a inaugurar en un mes, y que va recibir de manera progresiva los residuos de la ciudad de San Pedro y de localidades aledañas, entre otras: La Esperanza, La Mendieta, Arrayanal”, describió la Ministra Zigarán.

Luego de detallar que la construcción incluye un sector para acopio, clasificación y prensado del material recuperable; una sección de transferencia donde se acumulan los residuos no recuperables, y las dependencias administrativas, la funcionaria del ejecutivo valoró: “esta planta va a ser el corazón de la región en materia de residuos sólidos urbanos”.

Finalmente, y antes de recorrer la obra, Zigarán agregó que la Planta empezará a operar de manera progresiva, primero con el material seco y con posterioridad con el área de transferencia en paralelo a la puesta en funcionamiento del CAJ y su relleno sanitario. “Una vez que empiece a funcionar el sistema que incluye al Centro Ambiental y al Centro de Transferencia, y con ello se dejen de arrojar los residuos en el basural de San Pedro, vamos a continuar con el proceso destinado a la remediación”, consignó.

“Se trata de una planta que se va a operar desde GIRSU S.E., junto con el municipio de San Pedro -concluyó. Estamos complacidos con la calidad de la obra y complacidos también porque nos va a permitir empezar a resolver la problemática de los residuos en San Pedro y localidades cercanas”.

WhatsApp Image 2019-03-15 at 14.05.19 WhatsApp Image 2019-03-15 at 14.05.55

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, una fecha en la que se recuerdan los procesos de lucha y reclamo históricos de cientos de mujeres, así como se reivindican derechos por mejores condiciones de trabajo, de igualdad, de equidad, tres mujeres recuperadoras de los basurales de Jujuy brindaron un testimonio que las empodera y sirve como ejemplo de vida.

IMG_9394-1140x760
Recuperadoras de vida y sueños

Rosa Villegas, Gabriela Martínez, y Rosana Ramos. Así se llaman, y trabajan en el basural de El Pongo, hace 22, 12, y 17 años, respectivamente. Separan y clasifican el material que se puede reciclar y que ellas venden para generar un ingreso y utilizar como fuente de sustento en sus hogares. Con el agregado de que contribuyen, tal vez sin saberlo, a reducir los volúmenes de residuos para minimizar el impacto en el ambiente.

Las tres son madres: Rosa, de 8 chicos; Gabriela, de 2; y Rosana, de 4. Reparten su tiempo entre el trabajo en el basural y la crianza y educación de sus hijos, porque confían en darles una herramienta para que puedan defenderse el día de mañana.

Según relatan, se levantan temprano a la mañana para ir al basural. Aunque en ocasiones cumplen otros turnos, a la tarde o a la noche. Cuando llegan, comienzan a buscar y separar los materiales que pueden ser reciclados, tal como aprendieron en sus años de experiencia: cartones que son compactados, plásticos que se acopian en bolsones, hojas de papel que se separan en bolsas distintas.

Decenas de personas son las que trabajan en los basurales de Jujuy junto a ellas, de manera individual y por cuenta propia. Aunque se conocen, nadie interfiere ni participa en el trabajo del otro, porque cada uno busca sus propios materiales para acopiar y luego vender. Cada uno está en su mundo.

Historias de vida

El caso de Rosa es significativo porque lleva trabajando en el basural de El Pongo más de 20 años. Se interna, como muchos hombres y muchas mujeres, todos los días a partir de las 5 de la mañana “para ir a reciclar”, según cuenta. Lo mismo hacen Gabriela y Rosana, aunque con menor constancia ahora, ya que la primera tiene un bebe de poco tiempo, y la segunda, porque tiene que dedicarse a sus hijos que ahora van a la escuela. “Ya no voy todos los días como antes –nos dice Rosana-; paso más tiempo en la casa”.

Respecto a los materiales que encuentran y recuperan, las mujeres nos refieren que reciclan plástico, cartón, metal, “todo lo que se pueda reciclar”.

Rosana y Gabriela, a propósito de esto, explican: “trabajamos reciclando cartón, plástico, aluminio, papel blanco, papel de color, todo lo que sea reciclable para poder vender y trabajar”.

Rosa agrega que “también se encuentran zapatos, zapatillas, ropa, útiles. Son cosas que, si no le sirve a la familia del que recupera, se venden porque en realidad casi todo se puede recuperar”.

Esta consigna de que casi todo se puede recuperar, la aprendieron durante las jornadas de trabajo. Fueron años de dedicarse a la separación de residuos, los que les brindaron un conocimiento acerca de los materiales, las cantidades, los precios, etc. Pero, en realidad, ¿cómo fue que comenzó todo?

Rosa Villegas lo recuerda de este modo: “Un día, al notar que mi hijo no venía, me fui con otra chica caminando, caminé lejísimo, no llegaba nunca. Cuando llegué vi un mundo de basura, había poca gente, pero juntaban y vendían. Y me quedé tres días, junté, y cuando vendí el fin de semana me gustó. No tenía plata, mis hijos eran chiquitos, a veces no tenía para darles de comer y de ahí empecé, y jamás les falto un plato de comida”.

Gabriela también rememora los primeros años, valorando el esfuerzo y sacrificio de su mamá a quien acompañaba y de quien tal vez aprendió el “oficio de recuperadora”: “iba de chica con mi mamá –dice-, ella trabajó y salió adelante con nosotros trabajando ahí desde muy chica, y con eso nos dio la oportunidad de estudiar; y porque yo no la supe aprovechar ahora trabajo en el basural para poder mantener a mis hijos, salir adelante, darles algo para comer, para que tengan”.

«Mujeres recicladoras»

Las tres mujeres tienen en claro que son los residuos los que les dieron la posibilidad de trabajar y salir adelante junto a sus familias. Por eso los definen más como un recurso y una oportunidad que como desechos o algo descartable que ya no tiene ninguna utilidad. Además, porque conocen bien la posibilidad de recuperación y reaprovechamiento que tienen materiales tales como el plástico, el papel, el cartón, el aluminio, etc.

“Nosotros separamos y después les vendemos a los compradores que vienen hasta aquí a llevarse los materiales”, nos cuenta Rosana.

Lo mismo dice Rosa cuando detalla que “es muy sencillo, solo hay que separar el papel en una bolsa, el cartón enfardarlo, el plástico en un bolsón. El cartón hay que abrirlo, luego hacer un fardo de entre 40 a 50 kilos; los bolsones pesan entre 80 y 90 kilos. Después vienen los compradores y los vendemos”.

“Lo que llamamos basura es un recurso, porque yo como mucha gente hizo estudiar a sus hijos con este trabajo, por ejemplo. La gente cría a sus hijos con este trabajo”, agrega Rosa.

Por eso en sus declaraciones hacen hincapié sobre todo en la colaboración de la comunidad para que empiece a separar los residuos reciclables en bolsas distintas, porque esto no solo les facilitaría el trabajo, sino que además les evitaría a ellas exponerlas a riesgos para su salud e integridad física.

“Que la sociedad separe la basura nos ayudaría mucho. El plástico en una bolsa, el cartón en otra bolsa, todo separado. Esto hace la diferencia”, declara Gabriela.

Rosa, que es una de las de más experiencia, destaca al mismo tiempo la posibilidad de poder sostener a sus familias con este trabajo, y aunque en verdad no alcanza lo que se obtiene producto de la venta, “es algo que a las familias que vivimos de esto nos permite criar a nuestros hijos y hacer que estudien”.

El proceso de cooperativización

Luego de describir su percepción respecto a los avances del trabajo realizado por el Ministerio de Ambiente de Jujuy y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, a través del equipo que lleva adelante el Plan de Inclusión Social (PISO) del proyecto GIRSU-Jujuy, las recuperadores enumeraron algunos beneficios que les permitieron mejorar las condiciones de sus tareas: capacitaciones, talleres, recorridos a la planta de separación, la provisión de agua que era un recurso indispensable y con el cual no contaban, la entrega de uniformes, botas, barbijos, guantes, ropa, las vacunaciones, etc.

También valoraron el apoyo que les permitió iniciar un proceso de cooperativización. “Armamos una cooperativa que se llama Reciclado del Norte”, nos cuenta Rosa. Igualmente, precisa que están a la espera de que los papeles que presentaron para dar curso al proceso formal de conformación, regresen desde Buenos Aires donde fueron enviados.

“Tenemos puestas muchas expectativas en este proyecto porque va a ser un nuevo comienzo de trabajo, porque no es lindo trabajar en el basural. En cambio, si armamos la cooperativa y trabajamos todos juntos ayudándonos, en mejores condiciones de higiene y de manera organizada, vamos a estar mejor”, añadieron tanto Gabriela como Rosana.

Finalmente, al existir la posibilidad de trabajar en el Centro Ambiental Jujuy, un nuevo espacio para los residuos del área metropolitana (la que mayores volúmenes genera), siempre y cuando la cooperativización prospera, las recicladoras destacan: “de darse vamos a trabajar seguramente en un lugar más seguro, con techo, con máquinas, vamos a trabajar mejor; esperemos que se dé, sabemos que lleva su tiempo, pero hay gente que se está preocupando para que podamos trabajar en mejores condiciones. Esperamos trabajar en conjunto con nuestros compañeros, que nos unamos entre todos y tengamos mejor calidad de vida”.

 

P1200254
Rosana Ramos, Presidenta de la Cooperativa «Reciclado del Norte»

IMG_9394-1140x760

En el marco de la ejecución del Proyecto GIRSU-Chanchillos, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Ministerio de Ambiente de Jujuy le transfirió al Municipio de Perico un equipamiento entregado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, para el fortalecimiento de las acciones en materia de gestión de residuos.

IMG_9570
Transfieren equipamiento a Perico para separación y valorización de RSU

Estuvieron presentes en el acto la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, acompañada de la Directora de Herramientas de Gestión, Iris Civardi; el Intendente Rolando Ficoseco; el Presidente del Consejo Deliberante local, Néstor Caliva; el Director de Producción y Medio Ambiente, Héctor Carril; y los Concejales Walter Cardozo y Edgardo Sosa.

En la oportunidad se entregaron una balanza industrial electrónica, una hidrolavadora de alta presión, un apilador semi-eléctrico, y la indumentaria correspondiente de trabajo, para ser utilizadas exclusivamente en el marco del plan de trabajo de gestión de residuos.

La ministra Zigarán , luego de acercar el saludo del Ministro Sergio Bergman, del equipo de la Dirección Nacional GIRSU y del Gobernador Gerardo Morales, valoró los avances concretos registrados por el municipio local, que como muchos otros, ha ubicado la gestión de la política ambiental y en particular la de los residuos sólidos urbanos como prioritaria.

“El municipio de Perico es uno de los más avanzando en la mejora de los estándares de calidad para la gestión de los RSU, y de los más decididos en llevar adelante e instrumentar procesos de separación, clasificación, y recolección diferenciada”, ponderó la funcionaria.

Al mismo tiempo destacó que Perico tiene una visión integral respecto a la problemática, entendiendo que en verdad representa una oportunidad desde el punto de vista de un aprovechamiento sustentable, a través del cual se puede generar trabajo, recursos, ingresos, productos, etc., además de contribuir con el cuidado del ambiente y la salud de la población.

Por otro lado, al referirse al componente social del Proyecto GIRSU-Chanchillos, uno de los más importantes, la titular de la cartera ambiental destacó el trabajo de Sindy Abud y Sandra Velázquez, las asistentes sociales que vienen trabajando con los recuperadores; y dijo: “otra parte del proceso de gestión de los residuos son los recuperadores, y tiene que ver con el componente social y humano del proyecto, porque lo que buscamos es que este sector vulnerable que tiene la expertiz por los años de trabajo, pueda ser incorporado en mejores condiciones de labor y mejores oportunidades de vida”.

“El equipamiento que hoy se entrega –insistió- sirve para que esos recuperadores que hoy se vinculan con el municipio puedan lograr acopiar el residuo en mejores condiciones, tener herramientas para hacerlo y mejorar sus condiciones de trabajo”.

Por otra parte, en representación del Municipio, el concejal Sosa agradeció al gobierno de la provincia que a través del Ministerio de Ambiente brinda apoyo en todas las acciones que promueven para mejorar el servicio y el sistema de gestión de RSU.

“Desde que iniciamos hace dos años con este proyecto hemos podido llevar a la práctica el plan de recuperación y recolección selectiva de residuos sólidos urbanos y ha sido una experiencia valiosa. Para eso nos acompañó la decisión política del municipio, y la del gobierno provincial que ha sabido articular con nación para que entre todos podamos brindar respuestas concretas”.

El edil aprovechó igualmente para agradecer a las más de 200 personas que integran el servicio de recolección y al equipo GIRSU local, “y al socio principal que son los establecimientos educativos, que contienen a miles de niños que todos los días llevan una botella junto a sus padres para que el programa tenga vida”.

También relató que desde el Municipio van a incorporar a 4 recuperadores para darles condiciones de trabajo y de vida dignas. “Con ellos vamos a trabajar en nuestra planta. El intendente ya instruyó el montaje del galpón, el Municipio ya compró el material solo falta montarlo. El gobierno de la provincia no se está equivocando con el apoyo a este programa en Perico”.

Centro Ambiental Jujuy

La Ministra de Ambiente anunció además que a mediados de 2018 se tiene previsto tener en funcionamiento el Centro Ambiental Jujuy, que dicho sea de paso también se construyó tanto en la primera como en la segunda etapa –que está en marcha- con fondos BID, y ejecutados a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación.

“Con esta obra vamos a garantizar la mejora en la gestión de los residuos en toda el área metropolitana; Perico se encuentra dentro de este macro sistema, y para entonces los municipios tienen que mostrar avances decididos en materia de separación y clasificación de residuos y en la reducción de los volúmenes que van a disposición final”, precisó la funcionaria.

Separación y valorización de residuos en Perico

Finalmente, cabe citar que entre los principales logros el Municipio de Perico cuenta con el desarrollo de emprendimientos a partir de la valorización de residuos reciclables. Por ejemplo: están impulsando proyectos para la construcción de postes de luz construidos con material plástico, eco-ladrillos, escobas y escobillones.

Por otro lado, en relación a la prestación del servicio de RSU lograron retener el 50 % del volumen del plástico que se genera en su jurisdicción y cerca del 25 % de papel y cartón, que son los recursos que han abordado en una primera instancia. Lo que representa una reducción considerable de los volúmenes de residuos que trasladan al centro de disposición final.

Según aclaró el concejal Sosa, el desafío para este año es incorporar al 100 % de las escuelas en el servicio de recolección selectiva y procurar que toda la ciudad esté involucrada en el programa. Y que a fines del 2018 y mediados de 2019 se pueda contar con el 70 % del plástico retenido en la ciudad y el 60 % del papel y cartón y otros materiales potencialmente reciclables.

IMG_9586

 

IMG_9582

 

IMG_9587

IMG_9607

Como corolario de lo realizado durante este año en el marco del Plan de Inclusión Social (PISO) de recuperadores de los basurales, se realizó una media jornada de trabajo donde se compartieron experiencias, avances, y desafíos en virtud de la posibilidad de cooperativización que permitirá el ejercicio y reconocimiento de mayores derechos.

WhatsApp Image 2017-12-13 at 2.44.02 PM

El Proyecto GIRSU-Chanchillos, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), llevado adelante por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo de Nación junto con el homónimo Ministerio de Jujuy, tiene como uno de sus principales componentes además de las Obras, el Plan de Inclusión Social (PISO) de recuperadores que vienen trabajando en algunos basurales de la provincia.

Se trata de un programa de contención, apoyo, asistencia, formación, desarrollo de capacidades y gestión de recursos, para que los recuperadores puedan organizarse y gestar emprendimientos conjuntos que les permitan mejorar las condiciones de trabajo y fortalecer el ejercicio de sus derechos.

En la oportunidad, celebraron un año de trabajo junto al equipo técnico de ambos Ministerios de Ambiente, más la participación de varios municipios, y compartieron resúmenes de lo realizado, y los resultados que permiten anunciar el inicio del proceso de cooperativización y las expectativas para lo que se proyecta en el contexto de la implementación del Proyecto GIRSU provincial.

La ministra de ambiente, María Inés Zigarán, a propósito de la importancia del PISO explicó: “Venimos incorporando como parte de la política pública el componente social, los recuperadores son actores importantes del proceso de gestión de residuos y entendemos que tenemos que avanzar hacia su formalización en el contexto del sistema, para lo cual ellos tienen que organizarse como lo vienen haciendo”.

Esto les permitirá, según explicó la funcionaria, insertarse en el marco del sistema de residuos sólidos urbanos de la provincia de Jujuy para trabajar en mejores condiciones, para hacer un mejor aprovechamiento de la franja de residuos reciclables: plásticos, vidrios, papel, cartón, entre otros.

“El objetivo de la jornada era hacer una devolución de la información generada a partir de lo trabajado en el proyecto, también ratificar la vocación que tiene el Ministerio de Ambiente de Nación y el de la provincia, con los recuperadores para generar mejores condiciones”, agregó Zigarán.

Por otra parte, Juan Pablo Sánchez, de la Dirección GIRSU de Nación, destacó el compromiso institucional y voluntad política del gobierno de Jujuy. “Este proyecto –dijo- tuvo un gran impulso a partir de que se retomó en 2016 y 2017, desde la asunción del gobernador Gerardo Morales y el presidente Mauricio Macri”.

En el mismo sentido, explicó que “nuestro compromiso es velar y garantizar que aquellos trabajadores que se encuentran en esos basurales puedan ser incluidos en el sistema GIRSU en una de las facetas que es la recuperación y valorización de los residuos, a través de la venta que permite la cooperativización, la formalización de condiciones de trabajo dignas”.

Desde otro lugar, la recuperadora Rosana Claudia Ramos, quien trabaja en El Pongo desde hace más de trece años, describió la forma de trabajo y en particular los materiales que clasifican. “Aprovechamos cartón, plástico, papel, chatarra –explicó-, todo lo reciclable; lo juntamos y cuando el fin de semana vienen los compradores lo vendemos. Con la plata sostenemos la casa, para que los chicos estudien”.

Lo mismo dijo Miguel Ángel Rolón, trabajador del basural de San Pedro: “hacemos reciclado, hace 29 años, somos 28 familias, cada uno hace su trabajo y el fin de semana vendemos. Eso es el sustento de nuestras familias”.

Ambos explicaron que trabajan en malas condiciones, lo que los llevó a armar una cooperativa para tener mejores beneficios, más derechos, obra social, jubilación. “Armamos la cooperativa, mandamos los papeles a Bs. As., falta la matrícula y con eso podemos iniciar los trámites en la provincia. Tenemos el sueño de que esto avance y podamos tener un mejor futuro para nuestras familias”, dijeron.

Finalmente, agradecieron el apoyo de los equipos de Nación y Provincia, diciendo que “nos ayudaron mucho, estamos viendo que las cosas van avanzando, tenemos mucha expectativa, mandamos los papeles estamos esperando que llegue la matricula. Tuvimos muchos avances”.

IMG_9371 IMG_9385

Con el propósito de evaluar los avances y componentes del proyecto Chanchillos II, la ministra de ambiente María Inés Zigarán acompañada de su equipo técnico, se reunió con Juan Pablo Sánchez, de la Dirección Nacional de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación (GIRSU, MAyDS).

_DSC0315

Los referentes y equipos mantuvieron encuentros institucionales de carácter técnico, jurídico, y formativo. Y dialogaron además sobre los componentes de la segunda etapa del proyecto Chanchillos, cuyas obras correspondientes a la construcción de un relleno sanitario, el saneamiento de los basurales de El Pongo y Chanchillos, y la creación de una planta de transferencia y de una planta de separación y clasificación en la ciudad de San Pedro –entre otras- tienen un grado de avance del 70 %.

También conversaron sobre los trabajos en la ciudad de San Pedro, en el área donde va a estar ubicada la planta de clasificación, separación y transferencia que es otro componente importante del proyecto Chanchillos II; y analizaron incluso el proyecto de edificación de la obra civil que está pronta a ser iniciada en San Pedro.

“Además trabajamos con Nación para desarrollar algunas obras complementarias, como por ejemplo un espacio para el depósito de la maquinaria que va a operar el relleno sanitario, ya que el proyecto también tiene un gran componente de maquinaria necesaria”, explicó la titular de ambiente. Y agregó: “acordamos también entre las obras complementarias la construcción de un salón de usos múltiples que va a permitir trabajar con los operarios de la planta y en actividades tales como capacitaciones, acciones de carácter social y educativa”.

La obra, que viene a completar la del Centro Ambiental Jujuy y que tiene un costo de 195 millones de pesos, beneficiará a los municipios de Palpalá, San Salvador, El Carmen, Perico, Yala, Monterrico y San Pedro. Y según se prevé culminaría en marzo del 2018.

Zigarán valoró la visita de Juan Pablo Sánchez como de suma importancia, diciendo finalmente que “nos ayudó a clarificar muchos aspectos del proyecto y a viabilizar cuestiones pendientes; el proyecto Chanchillos II es clave porque completa la infraestructura y ayuda a resolver la situación de impacto ambiental generado por residuos en el área más importante que es la metropolitana”.

Saneamiento de basurales

Finalmente, en la oportunidad los funcionarios y los equipos también trabajaron en la clarificación de la situación de muchos basurales a cielo abierto del área metropolitana que están incluidos en el proyecto de remediación. Particularmente se focalizaron en un caso complejo en el que la propiedad pertenece a un particular.

“Estamos trabajando con Nación para garantizar que el proyecto pueda sanear ese área más allá de que la propiedad es privada, ya que entendemos están comprometidos intereses colectivos como el de vivir en un ambiente sano”, valoró Zigarán.

También delimitaron el área de basural de El Pongo que va a ser saneada, y que incluye además las celdas que están en operación y toda el área que deba ser utilizada hasta que esté operario el relleno sanitario.

_DSC0318

En el marco de la visita que realizó a la provincia para analizar diferentes temas, el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, Rabino Sergio Bergman, recorrió junto a la Ministra de Ambiente de Jujuy, María Inés Zigarán, los avances de la segunda etapa del proyecto Chanchillos, que incluye la construcción de un relleno sanitario y un playón de compostaje además de la planta de transferencia en San Pedro y el saneamiento de los basurales de Palpalá y El Pongo.

IMG_6906

En este sentido, los funcionarios ejecutivos pudieron visitar el Centro Ambiental Jujuy destinado a la separación y clasificación de residuos del área metropolitana, además de las dependencias administrativas, el relleno sanitario y el área donde se ubicará el playón de compostaje para disposición de los residuos orgánicos.

“Le mostramos al ministro los avances que tiene el proyecto Chanchillos II, la segunda etapa del proyecto que financia el Banco Interamericano de Desarrollo, ya que la primera etapa que concluyó en diciembre del año pasado, incluía la construcción de la planta de separación y clasificación”, explicó la ministra Zigarán.

Luego de detallar que esta segunda etapa tiene un grado de avance importante y también incluye el saneamiento de los basurales de Palpalá y El Pongo, agregó que “estuvimos recorriendo las obras y compartiendo con el ministro cuál es el plan que tiene la provincia en materia de RSU; y conversamos sobre el proyecto que ya tiene un alto nivel de validación que fue aprobado por Jefatura de Gabinete de la Nación y que fue priorizado como el segundo proyecto de la provincia después del solar para la búsqueda de financiamiento”.

Por su parte el Ministro de Ambiente de Nación, Rabino Sergio Bergman se refirió en igual sentido a la situación nacional en materia de Gestión de Residuos, ponderando el rol de Jujuy como una provincia que ha decido dar un salto cualitativo en materia ambiental. “Para nosotros Jujuy es un modelo a nivel nacional en muchos sentidos, por eso tenemos puestas muchas expectativas aquí”, definió.

Y agregó en relación al contexto nacional que “después de más de una década en que no se realizaban obras, estamos haciendo lo que hay que hacer: darle una solución concreta al tema de los basurales a cielo abierto que hay en el país a partir de la construcción de sitios adecuados desde el punto de vista ambiental en el marco de una economía circular».

El rabino explicó que las iniciativas se inscriben en el Plan Basural Cero que busca erradicar los basurales a cielo abierto, lo que en términos de beneficio se traduce en la oportunidad de cientos de miles de argentinos que podrán vivir en un ambiente más sano.

Finalmente, destacó nuevamente la experiencia de Jujuy, al decir que “como aquí en Jujuy, se trata de la construcción de sitios adecuados desde el punto de vista ambiental a nivel regional para reducir la cantidad de residuos para su disposición final, modernizar los sistemas de gestión, aumentar la cantidad de materiales recuperados y mejorar así la calidad de vida y la salud de los habitantes del país”.

 

IMG_6884

IMG_6883

IMG_6904

IMG_6896

IMG_6925

IMG_6923

IMG_6915

Una vez que el Centro Ambiental Jujuy entre en funcionamiento pleno en marzo del año que viene, con el equipamiento para separación y clasificación de residuos, el relleno sanitario y la playa de compostaje, simultáneamente serán saneados los basurales del área metropolitana de El Pongo y Palpalá, como parte de una medida estratégica y subsiguiente en la etapa de abordaje de la problemática histórica de la basura.

nico

Así lo aclaró la ministra de ambiente María Inés Zigarán, al referirse a la siguiente etapa del Proyecto financiado con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En particular, la funcionaria hizo hincapié en la etapa de saneamiento del Proyecto Chanchillos que sobrevendrá a la ya finalizada construcción del Centro Ambiental Jujuy, el relleno sanitario, el playón de compostaje, y la edificación de una planta de transferencia en San Pedro, que están en proceso.

Pero además citó que en el marco del desafío encarado por el Gobierno de la provincia a través del Ministerio de Ambiente, los equipos técnicos de su cartera estudian la posibilidad de construcción de un Centro Ambiental en Tres Cruces y otro en Libertador, como puntos estratégicos para el sistema de gestión integral y del sistema disperso.

“El saneamiento de los basurales es un proceso que va de la mano con la organización integral de la disposición final de los residuos”, declaró Zigarán. Y al mismo tiempo dijo que “vamos a tener resuelto, en marzo del 2018, el 70 % de los residuos de la provincia; esto es lo que se conoce como área metropolitana, porque son los municipios que pertenecen a este circuito los que más residuos generan debido al volumen poblacional”.

Georeferenciación y saneamiento de micro y macro basurales

A propósito del saneamiento de los basurales de El Pongo y de Palpalá, el Ministerio de Ambiente inició un proceso de concurso de precios para la construcción de una celda que permita la disposición final controlada a los municipios de San Salvador, Yala y Palpalá (que pertenecen al área metropolitana) ya que el basural de El Pongo está al borde de su capacidad.

“La construcción de esa celda en El Pongo para la disposición de los residuos sólidos urbanos nos va a ayudar a resolver en el corto plazo la problemática de Palpalá, de San Salvador y de Yala. Ya se cerraron varias celdas y solo van a continuar abiertas las que permanecen operables”, declaró la ministra Zigarán.

Por otro lado, la empresa GIRSU S.E. está trabajando sobre un diagnóstico para determinar la ubicación precisa y georeferenciada de los micro y macro basurales de la provincia. Y una vez concluido este proceso se comenzará con el saneamiento de los microbasurales, como una medida coyuntural y urgente.

“Vamos a ir haciendo de manera progresiva el cierre de los micro basurales, e ir organizando el sistema tratando de que los espacios de disposición final de los residuos que hoy existen estén controlados”, explicó la ministra Zigarán al referirse a los trabajos que proyectan hasta tanto se ejecute el saneamiento de los basurales.

Referentes del sector empresarial del mercado de materiales reciclables de Jujuy, mantuvieron un encuentro con la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, para dialogar y plantear preocupaciones, esclarecer algunas incertidumbres respecto al proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) que lleva adelante el gobierno de la provincia, y propiciar un espacio de construcción que contemple e incluya la experiencia local.

IMG_6829

Los empresarios Alejandro Flores, Holmer y Romina Angelini, Marcelo Farfán, y Ramón Rueda, fueron recibidos por la ministra Zigarán quien estuvo acompañada por la Directora de Herramientas de Gestión para la política ambiental, Iris Civardi.

En la oportunidad pudieron conversar sobre la preocupación que tienen los empresarios respecto a algunos puntos que entienden no estarían contemplados en la reglamentación de la Ley GIRSU, además del destino de los recursos que se obtendrían de la clasificación una vez que empiece a funcionar el Centro Ambiental Jujuy.

La titular de ambiente explicó, a propósito del encuentro: acordamos plenamente con los planteos que nos realiza el sector, porque entendemos que es necesario brindar certidumbre respecto de que ninguno de los procesos que van a sobrevenir en el marco del Proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos van a significar un menoscabo a las condiciones de desarrollo de sus emprendimientos.

“Por el contrario –agregó la funcionaria- el espíritu de la Ley 5.954 es y será siempre, entre otros, el de fortalecer el sector de emprendedores vinculados al tema de los residuos, impulsar o estimular a los sectores que le dan un valor agregado en la provincia, promover un esquema sustentado en el paradigma de economía circular”.

En este sentido, Zigarán acordó con los referentes trabajar el capítulo de la reglamentación que les dé certeza jurídica en relación a garantizar algunas condiciones que para ellos son fundamentales, como por ejemplo el destino de los residuos que es la materia prima con la cual trabajan. Además de promover un espacio de intercambio de experiencias y construcción en el que también intervenga el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción, como un actor clave para el fortalecimiento de las capacidades del sector.

Por otra parte, Romina Angelini (de PRONOA), agradeció la convocatoria y la oportunidad de poder dialogar con las autoridades del Ministerio de Ambiente. Respecto al encuentro, la empresaria detalló que “somos un grupo de empresarios que nos dedicamos a agregarle valor a los residuos que se generan en la provincia, y vinimos a plantear que queremos ser tenidos en cuenta considerando la habilitación de la planta Chanchillos que ocurrirá en algún momento”.

“En esa planta –abundó- se van a clasificar los materiales que al día de hoy nosotros aprovechamos al cien por ciento como nuestra materia prima para el desarrollo de nuestras actividades”.

En el mismo sentido se expresó Alejandro Flores, de la empresa Alto Reciclados, quien precisó que “la preocupación tiene que ver con la comercialización de la materia prima que saldría de la planta recuperadora de Chanchillos, porque el cien por ciento de nuestra actividad depende de esos materiales”.

 

IMG_6827IMG_6826

Continúan las obras del Centro Ambiental Jujuy que fortalecen y consolidan el Proyecto del Gobierno de la provincia para la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) del Área Metropolitana.

_DSC0349

Se trata de la segunda etapa del llamado Proyecto Chanchillo, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y gestionado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación (MAyDS), encabezado por el rabino Sergio Bergman, y el Ministerio de Ambiente de Jujuy, liderado por María Inés Zigarán.

La obra, adjudicada con un monto de $ 194.841.321,87, consiste en la construcción de un relleno sanitario en el Centro Ambiental Jujuy (ex Chanchillos) para disposición final y tratamiento, un playón de compostaje, una planta de transferencia en San Pedro y el saneamiento del basural de Palpalá y El Pongo.

Con esta estructura, que viene a completar la del Centro Ambiental Jujuy finalizado el año pasado, se beneficiarán entre otras las ciudades de: Perico, el Carmen, Yala, Palpalá, San Salvador de Jujuy, Monterrico y San Pedro (donde además se está construyendo una Planta de Transferencia para las localidades del Ramal).

El inspector de la obra, Hugo Ponce, brindó precisiones al respecto. “El relleno sanitario es la segunda etapa de la obra en Chanchillos –dijo-, a esta acompañará una planta de transferencia y separación en San Pedro y los saneamiento de los basurales, particularmente de El Pongo”.

Sobre los plazos y las etapas, Ponce aclaró que “primero se trabajó en la planta de separación de residuos que se terminó el año pasado, a fines octubre; y desde el  27 de enero estamos trabajando en el relleno sanitario, como ven es una obra que lleva su tiempo ya que implica mucho movimiento de suelo”.

Según explicó el inspector de obra, no obstante haberse visto retrasadas algunas tareas debido a condiciones climáticas, “calculamos que en marzo del próximo año estaríamos finalizando con la obra”, precisó Ponce.

Por otro lado, detalló que una vez finalizadas todas las etapas de las diferentes obras que integran el Centro Ambiental Jujuy podrán entrar los camiones de la basura a la planta de separación (con los residuos separados en una primera instancia en su lugar de origen).

“Los residuos van a ingresar por una cinta donde hay un trommel que separa lo fino del material grueso. Algo del material recuperado se va a seleccionar para pasar al playón de compostaje que se encuentra en la parte posterior del predio”, describió Ponce.

Finalmente, aclaró que “la basura es lo que se entierra con todo el proceso adecuando de compactación, con las correspondientes membranas impermeables y el tratamiento adecuado para no contaminar el suelo”.

Obras y equipamiento

Las Obras de la segunda etapa del Centro Ambiental Jujuy incluyen: módulo de relleno sanitario, sistema de gestión y tratamiento de lixiviados y biogás, playón de compostaje, sistema de desagüe del predio, sistema de iluminación general del predio, alambrado perimetral, cortina forestal.

Por otro lado, el equipamiento mínimo de operación incorpora: topadora sobre oruga, compactador de residuos, retropala sobre neumáticos, tanque cisterna para gestión de lixiviados, tanque regador, bomba sumergible de extracción y recirculación de lixiviados, bomba sumergible de extracción de pluviales.

_DSC0315

_DSC0324 _DSC0381

Se consolida el proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) para Jujuy, a través de la confirmación de la licitación de la segunda etapa anunciada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Nación, cuya adjudicación supone la construcción de un relleno sanitario, una playa de compostaje, una estación de transferencia y clasificación en la ciudad de San Pedro, y la clausura de los basurales a cielo abierto de El Pongo y Palpalá.

Ministerio de Ambiente
Ministerio de Ambiente

Luego de ejecutada la primera etapa, que comprendía la construcción del Centro Ambiental Jujuy con una planta de separación y clasificación, desde los Ministerios de Ambiente de Nación y de Jujuy anunciaron que fue adjudicada la segunda etapa del Proyecto Chanchillos, lo que representa un avance significativo en el desarrollo del proyecto financiado con fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Se trata de un proyecto largo, complejo, que exigía diversos estudios de ingeniería y distintas etapas tanto de aprobación del financiamiento como también después todo lo que conlleva un proceso licitatorio de estas características”, explicó Luis Lheman, director nacional de GIRSU Nación.

El funcionario nacional anticipó además que luego de finalizar el proceso licitatorio, y una vez adjudicada la obra, en el mes de enero se iniciarían los trabajos de esta segunda etapa que, dicho en palabras de Lheman, “es la más importante de todas porque nos va a permitir hacer la clausura de los basurales que es una de las metas ambientales que tenemos”.

“De esta manera los jujeños –insistió- van a poder disponer sus residuos en un lugar adecuado, con el tratamiento correspondiente, primero a través de la planta de clasificación y luego a través de un tratamiento integral que busca reinsertar en el circuito comercial y económico aquellos productos revalorizables”.

La ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, se expresó en el mismo sentido al reconocer que “se trata de un proceso sobre el cual venimos trabajando a lo largo del año de manera decidida, por instrucción del gobernador Gerardo Morales, que representa un avance cualitativo en materia ambiental, y que significa un hito histórico en la gestión pública ambiental de nuestra provincia”.

Zigarán se manifestó satisfecha respecto a la licitación, y a la vez destacó que “esto nos permite renovar nuestro compromiso con el proyecto GIRSU, nuestra vocación para resolver la problemática de los pasivos ambientales generados históricamente por un tratamiento inadecuado de la basura, y renovar también la apuesta para continuar profundizando nuestro trabajo el año que viene de manera conjunta con los municipios y comisiones municipales”.

Beneficios ambientales y sociales

Los avances en la iniciativa GIRSU Jujuy, dentro de los cuales se incluye la ejecución de la segunda etapa del proyecto Chanchillos, “permitirán alcanzar una serie de beneficios ambientales y sociales significativos, con un fuerte impacto favorable sobre la salud de la población y el ecosistema en el que vivimos”, explicó Luis Lheman.

Por un lado se disminuiría considerablemente la generación de basura, a través de un sistema de separación domiciliaria, en origen, dentro del cual la participación de la sociedad y las instituciones es fundamental.

En esta línea, se reducirían los volúmenes de basura que antes iban a parar a los botaderos. Y que ahora serían separados y clasificados por medio de un tratamiento integral. Lo que a su vez ayudaría a sanear y clausurar los basurales a cielo abierto de la provincia.

Por otra parte, a nivel social, “el proyecto que ya se viene ejecutando junto con el ministerio de desarrollo humano y el ministerio de salud, contempla el rol de los recuperadores que trabajan en los basurales de manera informal, a través del Plan de Inclusión Social (PISO) que los empodera y les reconoce un protagonismo en todo este proceso”, ponderó Zigarán.

Esto quiere decir que se viene abordando la situación de los recuperadores, pensando en incluirlos en un proceso que considera alternativas de organización y de desarrollo económico y productivo a partir del trabajo que ya realizan, como la recuperación y el reciclado, por ejemplo.

Cabe destacar que además se está avanzando sobre un plan de comunicación ambiental y social (PCAS), que junto con las propuestas de educación ambiental que se elaborarán con el ministerio de educación, vendrían a reforzar el cambio cultural que se proyecta pensando en generar conciencia y en la formación de ciudadanías ambientales.

Cogestión entre estado nacional, provincial y municipios

Los referentes de ambiente de nación y de la provincia destacaron el trabajo articulado que se viene realizando entre los tres sectores gubernamentales: gobierno nacional, provincial, municipios y comisiones municipales.

Se trata de responsabilidades compartidas: el estado nacional que es el que aporta equipamiento, la provincia que incorpora la gestión, y los municipios que van a tener que garantizar que los ciudadanos colaboren con la separación en origen, y con la recolección diferenciada, entre otras competencias.