Tag Archives: edificio



Durante parte del fin de semana el Área de Logística, del Ministerio de Educación de la Provincia de Jujuy, efectuó trabajos de mudanza del mobiliario de la Escuela Superior de Música “San Francisco Solano”, al moderno edificio que podrán disfrutar los estudiantes y docentes de la institución, ubicado en calle Lavalle de la capital.

Sobre los trabajos efectuados, el responsable del Área de Logística, Carlos Pinto, detalló “estamos realizando la mudanza de la Escuela de Música, trasladando el mobiliario al nuevo espacio de la institución, de manera ordenada, para que, tanto estudiantes como docentes, disfruten de su nuevo edificio”.

Respecto de los tiempos para culminar el trabajo, Pinto destacó “quedan organizar algunos detalles, que trabajaremos mancomunadamente con los responsables de la institución y probablemente, los primeros días de la semana entrante se complete la mudanza, que iniciamos este sábado”.

Los estudiantes secundarios de Catua, localidad situada en el Departamento Susques a 360 kilómetros de San Salvador de Jujuy, tendrán su edificio propio que construye el Gobierno provincial a través del Ministerio de Educación.

Con dificultades por las condiciones climáticas propias de la zona, la construcción del edificio avanza.
Con dificultades por las condiciones climáticas propias de la zona, la construcción del edificio avanza.

Con una inversión de 18.464.229 pesos, la obra estaba paralizada y fue reactivada por la actual gestión, registrando un avance del 20 por ciento.

El nuevo edificio tendrá sala de profesores, preceptoría, una sala de netbook, laboratorio, sanitarios, aulas, patio cubierto, hall de acceso, salas de dirección y secretaría, biblioteca, SUM, comedor, cocina y sala de depósito.

Sin contar con edificio propio, los estudiantes secundarios de Catua toman clases en el Club Municipal de la comuna.

La obra se retomó en setiembre de 2018 y el plazo de ejecución es de un año con posibilidad de ampliarse, dado que las rigurosas condiciones climáticas de la zona dificultan las tareas.

A pesar de los años de paralización, la construcción se encontraba en un óptimo estado de conservación, mérito de la comunidad que resguardó el edificio abandonado.

El edificio de l Escuela N° 51 "Santa Rosa de Lima" está siendo reformado en forma integral.
La reforma integral del edificio de l Escuela N° 51 «Santa Rosa de Lima» incluye la construcción de aulas para el nivel Inicial.

La reforma integral de la Escuela Nº 51 “Santa Rosa de Lima” –situada en el barrio homónimo de la capital jujeña- tiene un avance del 25 por ciento y de no presentarse imprevistos, la obra estará terminada en septiembre de este año.

  La secretaria de Infraestructura del Ministerio de Educación, Liliana Giménez, indicó que se hizo el desmantelado de la cubierta, que era de un material llamado canalones, que tenía más de 40 años y en su reemplazo se colocarán techos nuevos.

“Además se realizan reformas en el interior del edificio, se repone carpintería, se hace el arreglo de baños a nuevo y se construyen  tres salas de Nivel Inicial  con sus respectivos baños”, añadió.

Giménez detalló que se construirán rampas de acceso y se instalarán juegos para los niños y explicó que debido a la magnitud de las obras, se hará un cambio general de instalaciones eléctricas que serán totalmente nuevas.

“Lo único que se mantiene en pie es parte de la fachada del edificio y las lozas, todo lo demás es un proyecto integral nuevo del edificio”, puntualizó.

La obra se inició en septiembre del 2018 y está previsto que si se mantiene este ritmo de trabajo y los tiempos de obra, el nuevo edificio será entregado entre agosto y septiembre del corriente año. “La curva de inversión y trabajo se va cumpliendo, dijo la secretaria Giménez.

La inversión destinada a la reforma integral de esta escuela es de procedencia nacional y supera los 15 millones de pesos.

Trabajos en las aulas.
Trabajos en las aulas.


El acto central conmemorativo por el centésimo quincuagésimo aniversario de la fundación de la Escuela N° 2 “Domingo Teófilo Pérez” de San Pedro tendrá lugar el 14 de noviembre a partir de las 9 horas.

Fachada de la Escuela N° 2, que se apresta a cumplir un siglo y medio de vida.
Fachada de la Escuela N° 2, que se apresta a cumplir un siglo y medio de vida.

La celebración se viene anticipando con numerosas actividades escolares, culturales, deportivas y artísticas que ponen en valor el pasado y el presente de la antigua institución, por la que pasaron 15 generaciones y actualmente tiene 890 alumnos.

La directora del establecimiento, Lucrecia Daza de Sandoval, destacó el amplio trabajo que se viene realizando en  los aspectos  edilicios y pedagógicos  con motivo de este acontecimiento. El Ministerio de Educación, a través de su Secretaría de Infraestructura, realizó trabajos de limpieza y electricidad a fin que el edificio cumpla años en las mejores condiciones.

“Esta escuela fue la segunda de la Provincia y la primera de este departamento”, recordó la directora y remarcó la gran colaboración de la Municipalidad de San Pedro para que el festejo tenga el merecido brillo.

Este fin de semana  -anunció- se llevará a cabo una serenata musical, ofrecida por la Municipalidad en la plaza central, en la que participaran artistas de la zona y cuerpos de baile.

Por último Sandoval, convocó a los ex alumnos y familias  para que se sumen al acto y posterior desfile  a concretarse el día miércoles 14 de noviembre a partir de las 9 de la mañana, en la escuela ubicada frente a la plaza central de la ciudad de San Pedro.

El Ministerio de Educación avanza en refacciones y ampliaciones en el edificio de la Escuela N° 98 de Lote Don David, Departamento San Pedro, donde serán reubicados los niños de la Escuela N° 151 de Lobatón, debido a que las instalaciones de ésta última no reúnen las condiciones de seguridad necesarias.

Edificio de la Escuela N° 98 de Lote Don David, en la que se hicieron numerosas refacciones y se sigue trabajando para recibir a los niños de Lobatón.
Edificio de la Escuela N° 98 de Lote Don David, en la que se hicieron numerosas refacciones y se sigue trabajando para recibir a los niños de Lobatón.

Para dotar al lugar de los espacios acordes a las necesidades que se generarán a partir del aumento de la población escolar, se recuperaron áreas que estaban en desuso, creándose dependencias para funcionamiento de la dirección y sala de maestros a través de la adaptación de una galería.

Las refacciones incluyen una galería que conecta bajo techo a los tres cuerpos del local escolar.

Asimismo, se colocó un tanque en altura con bomba para agua potable y se hizo una toma para proveer agua de riego a la huerta de la escuela y a los grifos que se utilizan para la limpieza del edificio.

Además se construyen cuatro baños para niños y uno para docentes, que se sumaran a los existentes, a la vez que se realizan modificaciones en la cocina para que cuente con más espacio y gas envasado  con gabinete exterior, anafes y campanas. También se hace un horno de barro y fueguero con techo en el exterior para uso alternativo.

Como parte de las mejoras realizadas en el edificio, se colocaron barandas en galerías para protección de los chicos, se pintaron paredes y se efectuó limpieza completa del predio.

La Dirección Provincial de Vialidad aportó construyendo un puente peatonal a través del cual se accede al establecimiento.

La reubicación de los niños de la escuela de Lobatón fue una decisión del Ministerio de Educación ante la aceleración del deterioro del edificio escolar, a causa de movimientos sísmicos y de las inadecuadas condiciones del terreno donde está construido.

 

Personal del Ministerio de Educación acondiciona espacios en la escuela de Lote Don David para recibir a los niños de Lobatón.
Personal del Ministerio de Educación acondiciona espacios en la escuela de Lote Don David para recibir a los niños de Lobatón.

Mientras se terminan refacciones en la Escuela de Lote Don David donde serán relocalizados, los alumnos de la Escuela N° 151 de Lobatón (Departamento San Pedro) tendrán clases desde el próximo lunes en un CIC y en aulas móviles de la localidad, para evitar que se pierda tiempo escolar. La medida se acordó con los padres de los estudiantes y docentes tras disponerse la clausura del edificio de Lobatón por no reunir las condiciones de seguridad necesarias.

La Escuela 151 tiene defectos constructivos y fue levantada en un terreno no apto,  situación que se agravó por el alto riesgo sísmico del área y dio lugar a que el local se declare en emergencia edilicia.

En una reunión con miembros de la comunidad educativa y autoridades del Ministerio, se llegó a acuerdos también sobre el traslado a la escuela de El Acheral de los estudiantes de la Escuela Secundaria Rural que tomaban clases en el edificio de Lobatón. La institución tiene 35 alumnos de los cuales 25 residen en El Acheral. Los diez que viven en Lobatón serán trasladados a clases sin cargo en un transporte contratado por la cartera educativa.

Mientras tanto, ya comenzaron los trabajos de refacción en el edificio de la Escuela de Lote Don David, donde serán reubicados los estudiantes de nivel inicial y primario de Lobatón. La subsecretaria de Coordinación Educativa Alejandra Mollón señaló que ya se llevaron los materiales y que en el lugar está personal trabajando desde este fin de semana para avanzar con la rapidez necesaria.

Mollon destacó además que habrá un permanente acompañamiento a la comunidad educativa de Lobatón por la Dirección de Bienestar Estudiantil y Docente a fin que el cambio se lleve a cabo de la mejor manera.

La reubicación, además, no tendrá implicancias sobre la situación del personal pues la institución se trasladará con todos sus docentes y personal de servicio, aclaró la funcionaria quien remarcó que estas previsiones se toman en protección a los niños y sus maestros ante los peligros que presenta el grave deterioro del edificio escolar.

Autoridades del Ministerio de Educación inspeccionaron este martes las instalaciones de la Escuela “Juanita Stevens” para verificar en terreno la situación de los techos y adoptar un plan de acción que contemple reparaciones y la conservación del edificio, que está reconocido como patrimonio histórico.

La directora de Mantenimiento de Edificios Escolares, Miriam Murillo, dialoga con padres y directivos de la Escuela Juanita Stevens.
La directora de Mantenimiento de Edificios Escolares, Miriam Murillo, dialoga con padres y directivos de la Escuela Juanita Stevens.

La directora de Mantenimiento de Edificios Escolares, Miriam Murillo, dialogó con la directora de la institución y con padres de los alumnos, quienes expresaron su preocupación por el estado de las cubiertas y de los baños que son muy antiguos.

Al cabo de la inspección, Murillo explicó que se realizarán trabajos de mantenimiento para limpiar las tejas, así como reemplazar alfajías y correas en los sectores en que se encuentren comprometidas.

Precisó que el carácter de edificio patrimonial y su antigüedad representan un problema para emprender las mejoras debido a que se debe preservar la arquitectura primitiva de la escuela y en lo posible los materiales con los que fue construida hace más de cien años, algunos de los cuales –como tejuelas- ya no se consiguen.

Señaló además que este jueves se realizarán consultas con los profesionales de la Dirección de Arquitectura, para coordinar acciones, ver las reparaciones que se pueden realizar en la escuela y los elementos que se pueden reemplazar de acuerdo a las normas de conservación establecidas.

Agregó Murillo que se evalúa la posibilidad de acondicionar un espacio en el acceso al establecimiento para poner en funcionamiento provisoriamente dos aulas en las que reubicar a los alumnos mientras se avanza con el arreglo de los techos.

Siendo un edificio que por la tarde aloja a los estudiantes de un instituto de educación superior, el tiempo disponible para realizar el mantenimiento está acotado por el uso intensivo de las dependencias, indicó.

 La inspección abarcó asimismo a los baños y un tinglado sin terminar, abandonado desde hace varios años y que debían construir cooperativas a través del Instituto de Vivienda y Urbanismo. Murillo informó que se tomarán las previsiones para el primer caso y que en el caso del tinglado, el Ministerio de Educación intervino para resolver el problema legal que permitirá terminar la obra.

La ministra de Educación, Isolda Calsina, recorrió este jueves la obra del futuro edificio donde funcionará la cartera educativa, en el barrio Malvinas.

La ministra Isolda Calsina se interiorizó acerca de la marcha de la obra del edificio donde funcionará la cartera educativa.
La ministra Isolda Calsina se interiorizó acerca de la marcha de la obra del edificio donde funcionará la cartera educativa.

La ministra observó el avance de los trabajos, que se espera estén terminados en julio de 2019 y estimó que la presencia del Ministerio de Educación en esta zona de San Salvador de Jujuy generará una gran actividad.

Cuando asumió la actual gestión –afirmó- la cartera educativa tenía 55 inmuebles alquilados en la capital para alojar a las distintas dependencias de la planta central, que se encarga de los trámites para el funcionamiento del sistema educativo del cual dependen 280 mil alumnos y 1000 instituciones educativas.

Destacó que desde el comienzo de la gestión, el gobernador Gerardo Morales, procuró obtener el financiamiento para la obra y “con ese fin lo acompañamos a Buenos Aires para entrevistar a autoridades del BID”, recordó.

“Conscientes éramos ya en ese momento que necesitábamos contar con un lugar para que las partes de nuestro voluminoso ministerio pudiera trabajar juntas, teniendo en cuenta que las articulaciones entre sectores es indispensable”, explicó.

Tras señalar que se logró reducir a 42 los inmuebles alquilados, afirmó Calsina que se hicieron esfuerzos “pero necesitamos una casa nueva para dar una atención mejor a nuestros docentes”.

Acompañaron a la ministra en el recorrido las secretarias de Infraestructura, Liliana Giménez; de Gestión Educativa Aurora Brajcich y de Equidad, Fernanda Montenovi; la subsecretaria de Coordinación Educativa, Alejandra Mollón; el director de Obras, Juan Rodríguez y el director de Administración, Hugo Aramayo.

Alumnos y docentes de la Escuela de Frontera N° 7 de Abra Pampa ya podrán disfrutar de las nuevas y espaciosas instalaciones del establecimiento, ampliadas y refaccionadas por el Gobierno provincial a través del Ministerio de Educación con financiamiento de la Nación.

Niños de la Escuela de Frontera N° 7 estrenan amplio y confortable edificio
Niños de la Escuela de Frontera N° 7 estrenan amplio y confortable edificio.

El edificio estaba terminado pero faltaba por parte de la empresa contratista y GASNOR la instalación de un medidor de gas, lo que demoró la entrega de la obra.

Haciéndose eco de la preocupación de padres y alumnos, la secretaria de Infraestructura Educativa, Liliana Giménez, emplazó a la contratista para que proceda a colocar el medidor adeudado a más tardar el jueves 12 del corriente, comprometiéndose el titular de la compañía a dar cumplimiento al requerimiento ministerial.

Al mismo tiempo y a pedido de la directora de la escuela, Nelly Mendoza, la ministra Isolda Calsina autorizó ocupar el edificio a la comunidad educativa,  dejando para otra ocasión el acto de inauguración correspondiente, dada la necesidad de que los niños tengan prontamente sus clases en las flamantes dependencias.

La directora Mendoza explicó que los alumnos y sus padres “están muy ansiosos de ocupar las instalaciones, que son muy bonitas, muy importantes y cuentan con espacios muy amplios”. El edificio recién ampliado y refaccionado cuenta con un salón de usos múltiples, talleres, laboratorios, aulas, sanitarios y dependencias para áreas administrativas.

La secretaria de Infraestructura del Ministerio de Educación, Liliana Giménez, explicó que las amplias instalaciones de la Escuela “Helen Keller” tienen la capacidad requerida para albergar también a la Escuela de Teatro “Tito Guerra” y señaló que ambas instituciones funcionarán en forma independiente.

Secretaria de Infraestructura del Ministerio de Educación, Liliana Giménez.
Secretaria de Infraestructura del Ministerio de Educación, Liliana Giménez.

“Las dos escuelas podrán funcionar perfectamente con los espacios adecuados; el edificio de la Escuela Helen Keller está preparada para eso”, precisó.

La relocalización de la Escuela de Teatro “Tito Guerra” –recordó Giménez- se generó a causa de un requerimiento de devolución por parte del ente propietario del viejo edificio ferroviario donde funcionó hasta ahora, ya que las dependencias del exferrocarril Belgrano no pertenecen a la Provincia.

“El edificio de la Escuela Helen Keller es un edificio nuevo, de buena calidad, que nos permite hacer una división y que ambas escuelas funcionen en paralelo sin interferirse”, indicó para agregar que cuenta con doble acceso, “lo que permite que cada escuela funcione en forma independiente”.

Precisó la secretaria que la Escuela “Tito Guerra” en la casa del ex ferrocarril  “tenía cuatro aulas y ahora tendrá ocho, más un salón  usos múltiples que le servirá para sus prácticas de teatro, más servicios de dirección y preceptoría que hoy en el edificio del ex ferrocarril funcionan en una galería cerrada”.

Para la escuela “Helen Keller” –destacó- “quedan ocho aulas, más un aula especial, más el espacio de los trabajos específicos de los chicos  que son gabinetes cerrados y toda el área de maestranza con sus servicios, la cocina, un comedor muy grande y todo el patio de juegos”.

“El año pasado se dialogó con los docentes y directivos de ambas escuelas, se visitaron los dos edificios para saber cuáles eran las condiciones que necesitaba cada una para su funcionamiento”, recordó Giménez para resaltar que la solución técnica surgió de estas consultas.

El lugar donde funciona la Escuela “Tito Guerra”, dijo, es una instalación muy precaria, antigua e inapropiada para el funcionamiento de una escuela, además de presentar falta de mantenimiento desde hace décadas y muy pocos servicios.

Para hacer efectivo el traslado de los estudiantes de teatro, explicó la secretaria, se debe realizar una sencilla obra de subdivisión que permitirá que ambas comunidades educativas funcionen sin inconvenientes en los espacios adecuados.