Tag Archives: justicia penal juvenil



La Secretaria Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia, Claudia Choque, se reunió con referentes de la Dirección Nacional de Adolescentes Infractores a la Ley Penal, a fin de acordar e implementar en Jujuy el financiamiento por parte de Nación del proyecto denominado “Fortalecimiento y Ampliación de Medida Penal en Territorio”a fin de sumar tres equipos profesionales más para las regiones de Puna, Quebrada y Yungas, añadiéndose a los dos ya existentes en San Pedro y Capital.

56811427_2115971491856878_7391423886446821376_n
Asimismo, en cuanto a otro proyecto que se encuentra en ejecución denominado “Fortalecimiento de Talleres Socioeducativos”, se recibirán equipamientos e insumos para potenciar los espacios donde los adolescentes en dispositivos de contextos de encierro realizan actividades de huerta, carpintería, kick boxing, boxeo, arte, actividad física y música, entre otras.
Finalmente, las referentes de la Dirección Nacional de Adolescentes Infractores a la Ley Penal, Laura Demarco y Sabrina Gerosa, recorrieron el Centro de Admisión y Derivación (CAD) y los Centros Socioeducativos de San Pedro y San Salvador de Jujuy, señalando que el trabajo está motivado en seguir acompañando el funcionamiento de los dispositivos penales juveniles y fortalecer los equipos que realizan tareas en los mismos.

 

En el espacio del CAJA (Centro de Arte Joven Andino), autoridades de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia del Ministerio de Desarrollo Humano y del Poder Judicial concretaron la tercera reunión de trabajo de la mesa de diálogo “Justicia Penal Juvenil” que tiene como finalidad la adecuación de las normas locales vigentes destinadas a adolescentes en conflicto con la ley penal a estándares internacionales.

FOTO-1
Por tal motivo, integrantes de la mencionada mesa de diálogo vienen reuniéndose sostenidamente para la elaboración de tres protocolos que se basan en principios de medidas no privativas de la libertad mediante una contención socio-comunitaria con un acompañamiento a los adolescentes en la construcción de un proyecto de vida sostenible a mediano y largo plazo y promover su construcción de ciudadanía.

La ministra de Desarrollo Humano, Ada Galfré, ponderó la adecuación del protocolo para ordenar la forma de actuación de las áreas y sectores comprometidos en la protección de derechos en su relación con el sistema penal juvenil. Recordemos que el protocolo se enmarca en el Sistema Integral de Derechos de niños, niñas y adolescentes contemplado en la Ley N° 26.061.

Además, la funcionaria remarcó que “en este sistema penal juvenil, el organismo de aplicación en los casos de los/las jóvenes menores a 18 años, en situación de conflicto, es el Ministerio de Desarrollo Humano a través de la Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia”, sostuvo Galfré. Dicha área es la encargada de articular acciones con la Justicia y el Ministerio de Salud en los casos que los jóvenes tengan algún tipo de problemas de salud, “como podría ser en una situación de consumo de sustancias”, detalló.

Por su parte, la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Ana Rodríguez explicó que “en esta tercer mesa venimos a trabajar tres protocolos con medidas sociocomunitarias para estos chico, desde una perspectiva de derechos”.

“La idea es trabajar en todos los sistemas desde el Ejecutivo y el Judicial para llegar a acuerdos y que a fin de año ya tengamos un protocolo establecido de articulación”, que adecúe las normas jujeñas a las normas internacionales que contempla a las medidas privativas de la libertad como última instancia en el proceso penal juvenil.

En tanto la jueza María Pilar Medina, del juzgado de menores Nº 1, indicó que “lo que nosotros/as queremos es que nuestros/as menores (de edad) que cometan delito no sean castigados/as por sus hechos, sino que comprendan la gravedad del mismo y sean responsables de esa situación y al ser responsables lógicamente vamos a lograr un reinserción en la sociedad que es lo que buscamos y no un castigo de personas y niños que estén en la calle”.

“Es necesario asegurarnos que los/as chicos/as tengan recreación, educación salud y que los Centro de Atención y Derivación (CAD: lugares donde se contiene a el/la adolescente que tiene algún conflicto con la ley penal y se establecen medidas de reinserción socio-comunitarias según su caso) no sean centros de castigo ni de depósito de menores (de edad), sino que se reinserte en la sociedad a través del estudio y el apoyo psicológico que necesite”, concluyó la magistrada.

Finalmente, la directora de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriela Ferreyra Jenks, expresó: “Queremos que la comunidad toda se comprometa para poder hacer algo por estos/as chicos/as para que el día de mañana puedan desarrollar su proyecto de vida y que los/as chicos/as que egresen de esta sistema de privación de libertad (libertad asistida) puedan tener un trabajo, puedan seguir estudiando y tengan acompañamiento de un equipo profesional con el fin de que puedan tener vida presente y futura”.

Autoridades del Ministerio de Desarrollo Humano se reunieron con jueces y defensores de menores del Poder Judicial para trabajar en conjunto sobre la adecuación del sistema de la justicia penal juvenil a los estándares de los derechos de los menores de edad. Lo que se busca es que los menores no punibles no sean privados de libertad, se corte su trayectoria delictiva con el acceso a políticas públicas que genere el Ejecutivo provincial.

EGC_1308edit

En la mesa de diálogo estuvo presente la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Ana Rodríguez  y la directora Provincial de Protección Integral  de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriela Jenks.

Tras el encuentro realizado en la sede del Ministerio de Desarrollo Humano de barrio Los Huaicos,  Rodríguez  evaluó como positivo el encuentro entre ambos poderes  porque desde “el principio de gestión estamos trabajando en el proceso de transformación de justicia penal juvenil. Lo interesante es que la propuesta viene también desde una mirada de la justicia de los jueces de menores y ellos con la necesidad de ir modificando y  acompañando las que sea necesario”, opinó.

En este segundo encuentro y en pos de mejorar el sistema, propusieron a los jueces de menores “armar un dispositivo,  proyecto  o programa que tenga en cuenta a menores no punibles para poder acceder políticas públicas que corten las trayectorias delictivas  y que sean preventivas a futuros ingresos de los menores a la justicia penal juvenil”, dijo Rodríguez.

Agregando que “la inquietud que tiene ellos es en relación a los ingresos de los chicos a las comisarias y sobre el acceso a otros dispositivos que  no estén relacionados con la privación de la libertad sino que la privación de la libertad como lo hemos definido es la última ratio. Eso es un avance porque hablar un mismo lenguaje significa que no solo nosotros estamos detrás de la transformación sino que también la justicia quiere y la necesita”, subrayó.

En tanto el asesor de la secretaría de Niñez, Adolescencia  y Familia, José Manuel Grisman dijo que se generó la reunión con la justicia de menores para trabajar colectivamente y generar nuevas formas de trabajo respetuosa de los estándares de los derechos de los menores.

Detalló que en el encuentro se realizó un diagnóstico de la situación, puntualizando las falencias y obstáculos y perfeccionando lo que sea necesario para alcanzar los estándares. Como conclusión decidieron desde el organismo de niñez “realizar una propuesta al poder judicial para poder trabajar con los chicos que son inimputables,  por eso nos vamos a reunir para trabajarlo  y ver como se puede ir implementando, hacerlo realidad entre la justicia y el poder ejecutivo”, acotó.

Por su parte,  la Jueza de Menores, María  Pilar Medina dijo que participaron de la reunión, escuchando las propuestas del Poder Ejecutivo: “Hemos avanzando en que no tenemos que  vulnerar los derechos de los menores, que no deben permanecer en comisarías sino en lugares específicos como un centro de admisión o algún otro lugar en donde a los menores no se les vulneren los derechos. La idea de todos los presentes, ha sido asegurarnos la protección del menor y la contención tanto del estado como de la familia del niño y el joven”, concluyó.