Tag Archives: Laguna de Vilama



Un equipo del Ministerio de Ambiente realizó el Censo simultáneo de flamencos altoandinos 2018, en conjunto con la Administración de Parques Nacionales, a través del cual relevaron todos los cuerpos de agua conocidos por albergar ejemplares de este género de aves.

DSCN0106

Miembros de la Secretaría de Biodiversidad del Ministerio de Ambiente en conjunto con la Administración de Parques Nacionales, recorrieron aproximadamente 1.100 km por complejos caminos de la altiplanicie de Jujuy, durante una semana, para concretar el censo de flamencos de éste año.

“Jujuy posee lagunas internacionalmente reconocidas por alojar cantidades y colonias importantes de flamencos, como por ejemplo la Laguna de Vilama, localizada en la Reserva Altoandina La Chinchilla”, explicó la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán.

Luego de describir que los censos simultáneos constituyen una parte primordial del Programa de Monitoreo de la Red de Humedales establecida por el Grupo de Conservación de Flamencos Altoandinos o GFCA, la funcionaria precisó: “el objetivo de este programa es realizar aportes al conocimiento de la dinámica poblacional de los flamencos altoandinos, incluyendo productividad, longevidad, supervivencia y desplazamientos; así como contribuir a la interpretación de las condiciones ecológicas de sus hábitats dentro de la red de humedales altoandina.”

Importancia de los censos de flamenco

Con la finalidad de monitorear el estado de las poblaciones y de llevar el registro de los eventos reproductivos, todos los años se realizan censos en los humedales altoandinos en las provincias de Jujuy, Salta y Catamarca. Se concretan por lo general a mediados o finales del verano, y en Jujuy se intensifica el esfuerzo particularmente en el complejo de Vilama-Pululos.

Una de las intenciones de estas actividades es monitorear no solo a estas especies, sino también controlar indirectamente el estado de salud de estas cuencas endorreicas sobre todo porque representan un sitio de interés internacional por estar declarado como Sitio RAMSAR y por su localización estratégica también forma parte de un complejo internacional tripartito junto con la Reserva Nacional Los Flamencos en Chile y la Reserva Eduardo Avaroa en Bolivia, con las cuales colinda.

El biólogo César Bracamonte y el guardaparque José Segovia, de la Secretaría de Biodiversidad que encabeza Javier Gronda, realizaron en conjunto con la Administración de Parques Nacionales, y con el apoyo logístico de la Secretaría de Turismo, el conteo de individuos de las tres especies de flamencos que habitan y se reproducen en la provincia de Jujuy: la Parina (Phoenicopterus chilensis), el Chururu (Phoenicoparrus jamesi) y el Tococo (Phoenicoparrus andinus).

Recorrieron 1.150 km y se censaron todos los cuerpos de agua conocidos por albergar alguna de las especies. Algunos de éstos son internacionalmente reconocidos por alojar cantidades y colonias reproductivas importantes de flamencos como la Laguna de Vilama, localizada en la Reserva Altoandina La Chinchilla, o El Monumento Natural Laguna de los Pozuelos.

En la Laguna de Vilama en particular, y en otras de este complejo se detectaron signos de nidificación, la presencia de pichones de Parina lo cual resulta un importante dato que da cuenta de la reproducción esta especie en nuestras áreas protegidas. Adicionalmente, se registró una importante diversidad de aves altoandinas acuáticas entre patos, gallaretas, falaropos, avocetas, etc.

“Las tareas de monitoreo resultan de vital importancia para reconocer la dinámica poblacional estacional de flamencos y como una línea de base para favorecer las investigaciones y aplicación de planes de manejo de humedales altoandinos por parte del Ministerio de Ambiente”, valoró la Ministra Zigarán.

Finalmente, agregó que “lo más importante de este censo fue el hallazgo de sitios activos de nidificación y la existencia de pichones por lo que próximamente se realizaría una nueva visita al lugar como parte del seguimiento del éxito de reproducción de esta nidada”.

DSCN0176 DSCN7175

Se realizó satisfactoriamente el censo de flamencos altoandinos 2017, con participación de un equipo especializado de la Secretaría de Biodiversidad del Ministerio de Ambiente, y un grupo de profesionales de la Administración de Parques Nacionales.

WhatsApp Image 2017-02-10 at 12.15.16

Los biólogos César Bracamonte, Luis Biancucci y José Segovia, del ministerio de Ambiente, junto con miembros de Parques Nacionales, visitaron el Sistema de lagunas del Sitito Ramsar Vilama, el monumento natural Laguna de los Pozuelos, y el monumento natural provincial Laguna de Leandro.

El objetivo del trabajo fue realizar el censo internacional de flamencos altoandinos del presente año y determinar la dinámica poblacional, productividad, longevidad, supervivencia y desplazamientos de las especies. Además de las condiciones ecológicas de sus hábitats dentro de la Red de Humedales.

Si bien es cierto los censos internacionales simultáneos, que se inscriben dentro del Programa de Monitoreo de la Red de Humedales, se realizan cada cinco años, los monitoreos en particular se realizan anualmente en Argentina. Más precisamente en las provincias de distribución de los flamencos: Jujuy, Salta y Catamarca.

Merece la pena destacarse que los censos son importantes porque permiten establecer medidas de conservación y de manejo en las áreas protegidas provinciales y nacionales. Por eso las tareas de monitoreo resultan de vital importancia para reconocer la dinámica poblacional estacional de flamencos y determinar una línea de base para favorecer las investigaciones y aplicación de planes de manejo de humedales altoandinos por parte del Ministerio de Ambiente.

Actividades y trabajo de campo

La actividad principal desarrollada por los equipos integrados por los biólogos de la dirección de áreas protegidas del ministerio de ambiente, y los especialistas de Parques Nacionales, tuvo que ver con realizar el conteo de individuos de las tres especies de flamencos que se encuentran en lagunas jujeñas: Flamenco andino o tococo, Flamenco de james o chururu, y Flamenco común o parina.

También se registró la actividad reproductiva de estas especies que se extienden por Sudamérica, e incorporar así toda la información obtenida a la base de datos compartida del Grupo de Conservación Flamencos Altoandinos (GCFA).

Para cumplir con su propósito los equipos recorrieron aproximadamente 1.600 km., y se censaron todos los cuerpos de agua conocidos por albergar alguna de las especies de flamencos citadas. Algunos de estos espejos son internacionalmente reconocidos por alojar cantidades y colonias importantes de flamencos, como por ejemplo la Laguna de Vilama localizada en la Reserva Altoandina La Chinchilla, y el monumento natural Laguna de los Pozuelos.

Como resultado de su visita, los técnicos registraron alrededor de 13.000 flamencos en Pozuelos, mientras que en la Laguna de Vilama contabilizaron aproximadamente 10.000 individuos; además de no haber detectado signos de nidificación.

Por otro lado, donde sí reconocieron anidamiento y donde los polluelos prosperaron fue en las lagunas Honda y Guindas. Estas son dos de las lagunas más recónditas del sistema de lagunas que rodea a la Laguna Vilama.

Adicionalmente, se registró una importante diversidad de aves altoandinas acuáticas patos, gallaretas, falaropos, avocetas, etc.; entre las que destacan la nidificación de la gallareta cornuta (Fulica cornuta) en la laguna de Pululos en donde se pudo contabilizar más de 5000 individuos.

DSCN7565

 

Laguna Cerro Negro 05-02-2017 13-20-39

 

WhatsApp Image 2017-02-10 at 09.03.28

 

WhatsApp Image 2017-02-10 at 09.08.21

 

WhatsApp Image 2017-02-10 at 09.43.54

 

WhatsApp Image 2017-02-10 at 09.52.38

Para abordar la problemática de la caza furtiva de especies animales, funcionarios del Ministerio de Ambiente visitaron la Agrupación IX Jujuy de Gendarmería Nacional para requerir se refuercen las acciones de control en puestos fronterizos y áreas protegidas de la provincia.
IMG_3786
Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, acompañada del Secretario de Desarrollo Sustentable, Antonio Alejo; y de los Directores de Recursos Genéticos y Protección de Biodiversidad, Álvaro Núñez, y de Áreas Protegidas, Mercedes Zamorano.
A propósito de algunos episodios registrados en la zona de la Laguna de Vilama y en Susques, los funcionarios de Ambiente decidieron abordar junto a los referentes de Gendarmería Nacional una agenda conjunta para intensificar las tareas de control, en vistas a prevenir la caza furtiva y el tráfico ilegal de vicuñas y a la vez poner en conocimiento la preocupación de resguardar dos monumentos naturales nacionales: la taruca, y el yaguareté.
La ministra María Inés Zigarán fue recibida por el comandante principal Antonio Insaurralde, segundo Jefe de la Agrupación IX Jujuy de Gendarmería Nacional. Acompañaron el secretario de Desarrollo Sustentable, Antonio Alejo, y los directores de Recursos Genéticos y Protección de Biodiversidad y de Areas Protegidas, Álvaro Núñez y Mercedes Zamorano, respectivamente.
En este marco, plantearon la creciente preocupación por los hechos de público conocimiento que tienen que ver con algunos episodios de caza indiscriminada de la vicuña en el norte de nuestra provincia. Al mismo tiempo, se informó a la fuerza de seguridad que estos episodios se repiten en algunas poblaciones de burros y también de tarucas, que es un animal declarado Monumento Natural Nacional.
Zigarán, luego de evaluar los trabajos que se vienen haciendo desde el ministerio y condenar terminantemente la caza furtiva, reflexionó en torno a la necesidad de desarrollar operativos de control, sistemáticos y permanentes, en las zonas de posible tráfico ilegal de cueros y lanas.
“Es nuestra competencia alertar sobre posibles hechos de tráfico de fauna y flora local, y accionar en forma coordinada con las fuerzas de seguridad, en este caso Gendarmería Nacional, para reforzar los controles en puestos fronterizos y áreas protegidas”, sostuvo.
En el mismo sentido se expresó el Director de Recursos Genéticos, quien explicó que “necesitamos que desde Gendarmería se nos informe cada vez que haya algún operativo, para nosotros poder armar un registro y ejercer otro tipo de control sobre la cantidad de pieles o lanas que se secuestran y así poder proceder de acuerdo a nuestras competencias”.
Por otra parte, la Directora de Áreas Protegidas manifestó la verdadera preocupación institucional de que los hechos ocurran en zonas que están resguardadas por leyes locales y federales. Precisó de igual modo que “las vicuñas habitan nuestros parque provinciales y nacionales protegidos, y en otros casos significan para muchas comunidades la oportunidad de desarrollo productivo, ya que aprovechan las lanas extraídas en los chakus de manera controlada”.