Tag Archives: Ministerio Ambiente



El Ministerio de Seguridad de la provincia y el Ministerio de Ambiente, realizaron un operativo y secuestro de 11 cueros de vicuña que habían sido extraídos de manera ilegal por dos personas, además de un rifle, en Lagunilla de Farallón. Ambas carteras del Gobierno de Jujuy iniciaron las actuaciones sumarias del caso, por configurarse un delito contra la fauna nativa, la biodiversidad y el ambiente.

El día de hoy, en un operativo llevado adelante por fuerzas policiales en la zona de Vilama (Reserva Provincial Altoandina de la Chinchilla), con participación del guardaparque del Ministerio de Ambiente que trabaja en el área protegida, se procedió a la incautación de 11 cueros de vicuñas provenientes de la matanza del ejemplar, hoy considerado en categoría de conservación. Además, se secuestró también un rifle calibre 22.

Las dos personas demoradas, provenientes de la localidad de Catua (departamento Susques), al ser entrevistadas por personal policial, no pudieron justificar su presencia en la zona, y al momento de ser trasladadas en un vehículo de la fuerza de seguridad, uno de ellos confesó el hecho.

Luego de un rastrillaje, las autoridades encontraron un rifle calibre 22 escondido entre unas piedras, y los cueros de 11 ejemplares de vicuña, un animal bajo categoría de conservación en la provincia.

Al constatarse el hecho, se iniciaron las actuaciones sumarias por infracción a las leyes ambientales de protección de la biodiversidad, la fauna nativa, y de caza y pesca. Particularmente, la Ley 22.421 de Conservación de Fauna Silvestre.

La Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, y el Rector de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), Rodolfo Techi, suscribieron una Carta Acuerdo, con el objeto de desarrollar un Plan de Trabajo y líneas investigativas en torno al eje “Ambiente, salud, y biodiversidad”.

También participaron de la firma del documento, la Secretaria de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente, Verónica Sato; y el Secretario de Calidad Ambiental de la misma cartera, Pablo Bergese. Por parte de la Universidad, acompañó al Rector, la Secretaria de Ciencia y Técnica y Estudios Regionales, Sandra Giunta.

El Acuerdo, que nace luego del Convenio Marco firmado oportunamente por las máximas autoridades de ambas instituciones, busca en la misma línea fortalecer los vínculos institucionales y profundizar las articulaciones entre el campo académico y el desarrollo de las políticas ambientales.

Específicamente, apunta a generar capacidades locales para el desarrollo de procesos de investigación, análisis y evaluación, concentrados en el eje “Ambiente, Salud, y Biodiversidad” que actualmente cobró mayor relevancia a partir de la emergencia producto del COVID-19. Y que los resultados obtenidos a partir de ese trabajo, sirva para la definición de políticas públicas que mejoren la eficacia de la gobernanza ambiental en la provincia.

En este sentido, los referentes del sector gubernamental como así también del campo académico, coincidieron en la necesidad de concentrar los esfuerzos en generar conocimiento respecto a los ecosistemas locales, y respecto también a la interacción y los resultados de esa relación que se produce entre la diversidad biológica y los seres humanos.

Finalmente, concluyeron en la importancia de construir información asociada a mapas y análisis de riesgo, diagnósticos de vulnerabilidad, y evaluaciones estratégicas, siempre tomando como eje la relación “Ambiente, salud, y biodiversidad. Porque, según declararon, “esto permitirá identificar factores de riesgo en la provincia, definir medidas de prevención y mitigación, y eventualmente abordarlos con suma eficacia”.

El Ministerio de Ambiente, a través de la Secretaría de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable y la Dirección de Incendios Forestales, sancionará de manera contundente a Aeropuertos 2000 por haber realizado una quema de pastizales sin la previa autorización, poniendo en riesgo el ambiente en general, la seguridad de las personas que viven en cercanías, y al propio Aeropuerto “Horacio Guzmán”.

Ministerio de Ambiente

De manera negligente Aeropuertos 2000 llevó adelante una quema de pastizales sin contar con la autorización del Ministerio de Ambiente, autoridad de aplicación de las leyes ambientales y de la normativa asociada a la prevención y lucha de incendios en áreas rurales y forestales. Y peor aún, en un contexto donde las condiciones climáticas hacían inviable cualquier tipo de quema.

De esto modo, incumplió las Leyes que regulan los incendios forestales en la provincia, particularmente la Ley N° 5018 que en su artículo 6 establece: “el uso del fuego para el ámbito rural y/o forestal sólo se realizará con autorización de la autoridad de aplicación y en las condiciones que se establecen en la presente Ley y su reglamentación. El uso del fuego en violación a esta norma dará lugar a las sanciones previstas en el artículo 21°”.

Sanciones

Respecto a las sanciones que se le aplicarán, el Ministerio de Ambiente informó que harán cumplir lo establecido en la propia Ley N° 5018, donde se deja en claro que los infractores a lo establecido en los Artículos 15°, 16º y 18º serán sancionados luego de un proceso investigativo que se iniciará de oficio.

Además, las infracciones darán lugar a un sumario ambiental y frente a la determinación de las responsabilidades aplicarán fuertemente las sanciones que correspondan, en virtud de la gravedad, las circunstancias concretas del hecho y los antecedentes y condiciones personales del autor; así como también se considerarán las consecuencias dañosas provocadas por infracción a la propiedad de terceros, o al ambiente, los daños y peligros potenciales a la seguridad física de otras personas, entre otras variables.

El Ministerio de Ambiente junto a su Dirección de Incendios Forestales, en el inicio de la temporada de incendios forestales, convocó a la comunidad a extremar cuidados para evitar incendios en áreas de pastizales y bosques, atento a que se prevé una intensa temporada por las variables climáticas que generan condiciones para una mayor ocurrencia de fenómenos ígneos en áreas rurales. Al mismo tiempo, la cartera ambiental señaló que la Dirección de Incendios Forestales se encuentra preparada para afrontar los desafíos de la temporada.

En el marco del ciclo de encuentros virtuales con la prensa, la Ministra María Inés Zigarán, junto a la Secretaria de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable, Verónica Sato, y el Director de Incendios Forestales, Ezequiel Morales, destacaron la labor de los combatientes de incendios forestales de Jujuy y el proceso de fortalecimiento que registró la Brigada en los últimos años. Junto a los funcionarios estuvieron también brindando detalles técnicos los brigadistas Lautaro Vázquez y Sebastián Hernández.

«Los incendios forestales generan enormes impactos ambientales, sociales y económicos» subrayó Zigarán «provocan pérdida de biodiversidad, degradan los suelos, incrementan la erosión; generan emisiones de gases contaminantes, ayudan a profundizar el cambio climático y provocan enormes pérdidas económicas, no sólo por la pérdida del recurso maderero, sino también por el impacto en las economías asociadas a los bosques», detalló.

La titular de la cartera ambiental precisó que «las variables climatológicas, las condiciones del suelo y la situación de sequía que afronta la provincia desde hace meses en distintos puntos de la geografía, y la gran cantidad de material combustible disponible, son indicadores que dan cuenta que se avecina una temporada de incendios forestales intensa”.

No obstante, detalló que el cuerpo de brigadistas, constituido por 62 combatientes, hombres y mujeres que tienen una gran capacidad técnica y una enorme vocación de servicio, se encuentra dispuesto para enfrentar la temporada.

Precisó Zigarán que “en lo que va del año la Brigada  ha intervenido en 30 incendios y 40 quemas no controladas en zonas forestales; o principios de incendios que afectaron una superficie de 150 hectáreas”, detalló la funcionaria e informó igualmente que «la semana pasada, luego de recibir la alerta desde el Parque Nacional Calilegua, una cuadrilla integrada por combatientes de las bases de San Pedro y Yuto, contuvo un incendio en la zona denominada Las Mesillas, a 2800 msnm, en un área cercana al Parque Nacional”. El incendio, cuyas causas no se pudieron determinar, afectó una superficie aproximada de 85 hectáreas.

Por su parte, la Secretaria de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente, Verónica Sato, describió que la provincia de Jujuy cuenta con 1.166.000 hectáreas de bosques nativos, cuyas superficies se dividen en 213.150 has (categoría I, rojo), 832.300 has (categoria II, amarillo), y 163.450 has (categoria III, verde). Respecto a esto, la funcionaria expresó que “son superficies sobre las cuales nosotros estamos atentos, no solo para prevenir, evitar y contener incendios forestales, sino además para garantizar el cumplimento de la ley 26.331 de presupuestos mínimos de bosques nativos”.

Además, Sato explicó que los bosques brindan servicios ambientales esenciales, como ser: la captación y filtración de agua, la mitigación de los efectos del cambio climático, la generación de oxígeno y asimilación de diversos contaminantes, la protección de la biodiversidad, retención de suelo, refugio de fauna silvestre, entre otros. Y que los incendios forestales provocados por causas antrópicas en un 99 % de los casos, generan daños ecológicos, económicos y sanitarios difíciles de revertir y compensar. “Por ejemplo –dijo- la alteración de los ambientes afectados, la disminución de la biodiversidad, la erosión hídrica y eólica, la modificación del paisaje, la contaminación del aire, la destrucción de forestaciones, cultivos, plantaciones, de cosechas y pasturas, etc.”.

El Director de Incendios Forestales, Ezequiel Morales, abundó en la explicación del incendio producido en Las Mesillas. Detalló que el día en que recibieron la información, inmediatamente activaron los mecanismos de combate. Primero el personal del Área de Operaciones y Planificación realizó observaciones de imágenes satelitales y detectó una “pluma de humo” en el lugar denunciado por el personal del parque nacional. Luego se realizaron mapas cartográficos y se preparó la logística necesaria para que personal asignado al combate del incendio tenga todo lo necesario: víveres, agua, comunicaciones, cartografía, etc.

“Dos cuadrillas de 8 combatientes cada una fueron afectadas a combatir ese incendio”, declaró Morales. Y al mismo tiempo explicó: la travesía duró varias horas hasta llegar al perímetro del incendio; el personal se dedicó a la extinción de las llamas que consumieron pastizal de altura y arbustales durante tres días, descansando y pernoctando esas jornadas en áreas próximas al incendio, siempre en zonas seguras.

El incendio, que estaba ubicado próximo al límite del Parque Nacional Calilegua, en una zona agreste con quebradas profundas y a una altitud de 2800 msnm, fue finalmente contenido, gracias al trabajo de los brigadistas.

Cabe aclarar que, en el marco de la emergencia sanitaria, se respetaron los protocolos provinciales. De hecho, en San Francisco el personal debió ser sometido a la toma de temperatura para poder ingresar a la localidad. Así también, se rescata que luego del pedido del Gobierno de Jujuy, arribó a la provincia un avión hidrante Dromader cedido por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego para su uso en la temporada alta de incendios forestales. El piloto del mismo se encuentra realizando la cuarentena correspondiente establecida por la normativa provincial.

Recomendaciones y vías de contacto

• No tirar colillas de cigarrillo ni fósforos en zonas donde hay materia vegetal seca.

• No tirar vidrios, botellas de plástico o cristal, latas, sprays u otros materiales combustibles en los bosques.

• No encender hogueras o fogatas en el bosque.

• Colocar zonas cortafuegos en las áreas en las que se conoce que hay facilidad de incendios.

• Al ver un incendio forestal, se debe llamar al 911, 100, 103 o al 0388- 4271971.

• Para realizar una quema controlada, solicitar la autorización a la Dirección Provincial de Incendios Forestales, correo equipotecniconoa@hotmail.com.ar o telefónicamente al 0388- 4271971.

El Ministerio de Ambiente, a través de la Secretaría de Calidad Ambiental, otorgó la factibilidad ambiental al proyecto de instalación de un horno crematorio en el cementerio El Salvador, luego de cumplir con los procedimientos técnicos y administrativos exigidos por ley.

El Ministerio de Ambiente, en cumplimiento de la Ley Provincial N° 5063 «General de Medio Ambiente», y sus Decretos Reglamentarios 5980/06 y 9067/07, otorgó la factibilidad ambiental al proyecto de construcción de un horno crematorio, adjudicado oportunamente por la Municipalidad de San Salvador de Jujuy a la empresa Servicios Sociales Futuro SRL.

Tal y como lo establece la normativa vigente, todo proyecto de obras y/o actividades públicas o privadas a realizarse dentro del territorio provincial susceptibles de producir efectos negativos y alteraciones significativas sobre el ambiente, debe ser sometido al Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental, con el fin de identificar, interpretar, prevenir, evitar o disminuir las consecuencias o efectos que tengan dichos proyectos sobre los elementos que integran al ambiente natural y humano.

La Secretaría de Calidad Ambiental del Ministerio de Ambiente es el organismo responsable de llevar adelante este procedimiento, actuando como autoridad de aplicación de la mencionada normativa ambiental en la provincia, quien deberá expedirse finalmente otorgando o rechazando la Factibilidad Ambiental de un determinado proyecto.

En virtud de ello, con fecha 7 de mayo del corriente, la empresa Servicios Sociales Futuro SRL presentó formalmente la Solicitud de Factibilidad Ambiental, adjuntando para ello el Estudio de Impacto Ambiental correspondiente, elaborado por un consultor ambiental registrado en el Registro Provincial de Consultores Ambientales, dando inicio al trámite pertinente.

Luego de un proceso de análisis técnico y legal se hicieron observaciones al proyecto presentado por el proponente, muchas de las cuales fueron coincidentes con los aportes sugeridos a través de un espacio participativo que se abrió excepcionalmente a la ciudadanía en el contexto de la emergencia sanitaria; dado que está vedada la posibilidad de realizar reuniones con presencia de más de diez personas según las disposiciones provinciales y nacionales, garantizándose la absoluta transparencia, acceso a la información y participación en este proyecto, interpretando que se trata de un tema sensible para la comunidad en general.

En líneas generales, las consideraciones tuvieron que ver principalmente (más del 80%) con cuestiones procedimentales, siendo solo alrededor de un 20% aportes y observaciones técnicas, referidas a cuestiones tales como la generación de residuos, la producción de emisiones a la atmósfera, y planteos sobre la determinación de la línea de base ambiental, entre otras.

Estas observaciones, en conjunto con las elaboradas por el área técnica de la Secretaría, fueron cursadas a la empresa, quienes a través del consultor ambiental contratado dieron respuesta satisfactoria a las mismas.

Finalmente, la factibilidad ambiental le fue otorgada al proyecto de instalación del horno crematorio, dado que el mismo cumple con los estándares ambientales y las condiciones para garantizar un impacto compatible con el ambiente. Independientemente de esto, el proceso de fiscalización y control continúa, en esta como en cualquier obra, una vez iniciada las operaciones, así como en todas las etapas y grados de avance de las mismas.

 En el marco del Mes Mundial de la Madre Tierra, el Ministerio de Ambiente llevó adelante una videoconferencia denominada «Diálogo local con perspectiva global», donde se abordaron diferentes aspectos de la crisis climática, su convergencia con la crisis sanitaria derivada de la pandemia de Covid 19 y los desafíos que esto plantea.

En la apertura de este diálogo, habló la Ministra de Ambiente, María Inés Zigarán y presentó a los expertos invitados, la Dra.  Viviana Figueroa, la Lic. Iris Civardi y el Ing. Adolfo Kingard. Participaron de este encuentro funcionarios, funcionarias, equipos técnicos de la cartera de ambiente, referentes de instituciones públicas y privadas vinculadas al campo ambiental y ciudadanos y ciudadanas en general.

Durante el conversatorio, se analizó “la agenda ambiental que se viene, de cara a los desafíos epocales planteados por la pandemia de coronavirus, y lo que esto va a significar en relación a los modelos de desarrollo y producción, a los vínculos con la biodiversidad, la fauna silvestre y el cambio climático», precisó la Ministra Zigarán. 

«Lo que está sucediendo es casi un sisma que nos obligará a repensar las agendas y las políticas públicas, a generar nuevos pactos, nuevos contratos entre cultura y naturaleza, entre conservación y desarrollo, entre globalización y miradas proteccionistas y nacionalistas».

La Doctora en Derecho Viviana Figueroa, que reside en Ocumazo, se centró “en la contribución de los saberes ancestrales en el cuidado de la Madre Tierra”. Al respecto destacó “el valor de esos conocimientos para volcarlos a la preservación de la diversidad biológica y la necesidad de que exista un marco legal  y de políticas públicas tanto a nivel nacional como local que preserve la sabiduría ancestral de todas las comunidades originarias, un conocimiento que se transmite de generación en generación que corre serios riesgos de perderse y que sería de gran utilidad ya que comparte la realización de prácticas respetuosas hacia todos los seres vivos”.

El Ing. Adolfo Kingard, que actualmente trabaja con un proyecto global en la FAO, aportó datos estadísticos de los efectos del COVID-19 en la lucha contra el cambio climático, como la disminución de las emisiones de Gas de Efecto Invernadero, y una mejora en la calidad del aire de algunas ciudades del mundo. Como experto en cambio climático proyectó un panorama preocupante una vez que las actividades económicas logren volver a la normalidad, «porque los estados van a trabajar políticas públicas orientadas a una relajación ambiental para incentivar la economía, lo que llevaría a una postergación de la agenda ambiental global». No obstante, explicó que también existen oportunidades para revertir las acciones que se venían llevando adelante hasta ahora, como por ejemplo «la importancia de cambiar los hábitos que se reflejan en la alimentación, la forma de vivir, haciendo un regreso hacia las prácticas ancestrales de cuidado de la tierra, incentivando el turismo local y el correcto tratamiento de los residuos, el uso eficiente del transporte, entre otras medidas. De esta forma construiremos un cambio de conciencia vital para el mundo que tenemos».

Por su parte, la Lic. Civardi –miembro de la Fundación Minka- expuso la necesidad de insistir en los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU, «cambiar el eje, reflexionar sobre la situación actual, que no es un hecho aislado, sino que se presenta en relación a cómo el ser humano habita el planeta, modificando los ecosistemas, lo que significa una gran pérdida de biodiversidad». En sintonía con sus colegas propuso revalorizar los saberes y conocimientos que sean positivos para el planeta y «generar políticas públicas necesarias para cambiar el rumbo». Advirtió, además, que hay una relación directa entre Ambiente y Salud, por lo que es necesario «revisar el funcionamiento económico de las sociedades priorizando a estos dos ejes y valorizar el desarrollo sostenible, ya que no hay futuro sin sostenibilidad, y la actividad económica debe ser respetuosa con el ambiente que nos rodea».

 Acerca de los disertantes

La Doctora Viviana Figueroa es originaria de la comunidad de Ocumazo, Humahuaca. Es la primera mujer argentina de pueblos originarios en recibirse como Doctora en Derecho en la UBA. 

Fue líder del Movimiento Indígena Argentino, activa militante en cuestiones relacionadas con los derechos de los pueblos originarios y miembro del Foro Internacional de Mujeres Indígenas. Es Especialista en Derechos de Pueblos Indígenas, y fue representante de la Convención de Biodiversidad de la Organización de Naciones Unidas. Actualmente es miembro de la Red de Mujeres Indígenas de América Latina y El Caribe.

El Ingeniero Agrónomo Adolfo Kingard es recibido de la UBA, docente, investigador y experto en cambio climático. Fue asesor del Gobierno de Jujuy en la iniciativa «Jujuy Verde: carbono neutral 2030».

En 2019 fue destacado como uno de los 100 mejores empleados jóvenes de la Organización de Naciones Unidas, en donde se desempeña como oficial forestal. Actualmente dirige un proyecto global en la FAO sobre evaluación de recursos forestales que busca unir alta tecnología con conocimiento local para verificar el estado de los bosques y sus cambios.

La Licenciada Iris Civardi es recibida en Trabajo Social, de vasta experiencia en el campo público y privado, y llevó adelante Estrategias de Responsabilidad Social y Ambiental en diversas instituciones. Lideró la Dirección de Herramientas de Gestión para las Políticas Ambientales en el Ministerio de Ambiente de Jujuy. Actualmente es miembro del equipo operativo de Instituto Minka, una fundación creada por emprendedores y emprendedoras que desean contribuir con el desarrollo social de la región, a través de la educación para generar emprendimientos que impacten de manera positiva en lo social, ambiental y económico.; y Gerente de «Tu Huella», primer Eco-tienda de la provincia, un espacio colectivo que integran emprendedores y emprendedoras de artesanías y productos sustentables.

El Ministerio de Ambiente llevó adelante una capacitación virtual en “Previsión, monitoreo y control del dengue”, a cargo del Dr. en Biología y especialista Mario Linares, del Instituto de Biología de Altura de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), de la que participaron funcionarios y funcionarias, técnicos y profesionales de la propia institución y también del Ministerio de Salud.

El encuentro, llevado adelante a través de una plataforma virtual debido al contexto de emergencia sanitaria por el COVID-19 que exige un mayor distanciamiento social entre otras medidas preventivas, tuvo como propósito analizar los pormenores de la enfermedad del dengue y la sintomatología, las características biológicas del vector (mosquito tigre o Aedes aegypti), así como evaluar los mejores métodos para controlar su reproducción.

En este sentido, se exploraron algunos conceptos teóricos y, sobre todo, prácticos, para abordar desde una perspectiva integral la problemática del Dengue en la provincia. Además, sirvió como disparador para discutir líneas de acción asociadas a la prevención del contagio de la enfermedad, la investigación y el monitoreo de los focos de proliferación del vector, y la metodología para garantizar el control y la erradicación.

La Secretaria de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente, Verónica Sato, agradeció en nombre de la Ministra María Inés Zigarán y de toda la institución, la disposición del Biólogo Mario Linares con quien, según dijo, “reflexionamos sobre la necesidad de esta triple mirada, sanitaria, ambiental y social, que nos permita abordar la enfermedad provocada por el mosquito aedes aegypti”.

“Desde el Gobierno de Jujuy venimos trabajando –agregó- en la constitución de una mesa integral conformada por especialistas del Ministerio de Salud, de Desarrollo Humano, y nosotros desde el Ministerio de Ambiente, que aportamos desde los conocimientos de los biólogos y biólogas expertas y los ingenieros agrónomos”.

La funcionaria precisó igualmente que, al igual que la del COVID-19, la del Dengue es otra batalla que está librando el Gobierno de la provincia, sobre todo en la zona del Ramal jujeño, a través de intensas campañas sanitarias y a nivel de comunicación.

Y a propósito del trabajo, alineado con la capacitación brindada por Mario Linares, el Director de Biodiversidad y Áreas Protegidas del Ministerio de Ambiente, Daniel Zenón, destacó que “se trata de profundizar algunos conceptos en función de la vasta experiencia que este investigador tiene, además de la mirada integral que a nosotros nos permite fortalecer nuestra gestión en términos ambientales para garantizar los mejores aportes en esta lucha”.

Importancia de una estrategia integrada

Desde la reintroducción del virus en 1997-98, el dengue avanzó sobre la geografía argentina, presentándose en forma de brotes esporádicos relacionados con la situación epidemiológica de otros países y restringido a los meses de mayor temperatura. Hasta el año 2008, se conocía la circulación de tres de los cuatro serotipos existentes.

Actualmente, mientras el Coronavirus obliga a los argentinos a aislarse en sus casas, el mosquito no da respiro. Argentina se enfrenta al peor brote de dengue de los últimos tres años; en solo ocho meses, se han registrado 7.862 casos confirmados. Si bien la curva de crecimiento comenzó en enero, en la mayoría de las provincias el rebrote se registró en marzo y se mantuvo en las últimas semanas debido a la llegada tardía del frío. Hasta el momento, se detectaron en diferentes zonas del país la presencia de tres serotipos: 63% correspondió a DEN-1, 35% a DEN-4 y 2% DEN-2.

De esta manera, considerando esta situación, y en función de los distintos escenarios posibles y de las características de la situación entomológica y epidemiológica local, el Biólogo especialista Mario Linares repasó los diseños de estrategias establecidas en las Directrices para la prevención y control de Aedes aegypt, y en los Protocolos establecidos por la Dirección de Enfermedades Transmisibles por Vectores, del Ministerio de Salud de la Nación. En líneas generales, estos escenarios plantean márgenes de intervención permanente y sostenida en el tiempo (que tiendan a la eliminación de los factores que permiten la instalación/continuidad de la enfermedad).

Precisamente, allí se establece que los objetivos de toda buena planificación preventiva deben incluir: a) la supresión de los sitios de cría del mosquito (reales o potenciales); b) la protección de susceptibles; c) el control de las poblaciones adultas de mosquitos en situación de brote; d) educación ambiental; y e) comunicación de riesgos, éxitos y cualquier otro dato relevante. De aquí que el Ministerio de Ambiente haya impulsado este primer encuentro para fortalecer la estrategia provincial a través de Métodos de Prevención y Control.

El Dr. en Biología, Mario Linares, realizó en líneas generales una descripción del vector, el mosquito tigre, destacando que se trata de un mosquito con hábitos típicamente domiciliarios que cría fundamentalmente en espacios artificiales urbanos (baldíos, cementerios, desarmaderos, basurales) o domésticos (neumáticos, floreros, botellas, bebederos de animales, o contenedores de cualquier tipo, depósito de agua de bebida, cisternas, vasijas, tinajas, todo tipo de recipientes en desuso, aun pequeños). Y ponderó finalmente que se debe mirar la salud colectiva desde una perspectiva de la medicina social y la epidemiología social que significa considerar los determinantes sociales en salud y que los factores ambientales son transversales a estos factores pues, lo social afecta lo biológico y viceversa.

El Ministerio de Ambiente informa que autoriza a los generadores de residuos peligrosos, la compra de Manifiestos Digitales que se pueden adquirir a través de la página web oficial de la institución, completando previamente un formulario.

Para solicitar la autorización para el transporte de residuos peligrosos en la provincia se deben seguir los siguientes pasos: en primer lugar, ingresar a la página web oficial del Ministerio de Ambiente, esto es www.ambientejujuy.gob.ar, a la Sección Servicios y Trámites de la Secretaría de Calidad Ambiental (www.ambientejujuy.gob.ar/manifiesto-calidad-ambiental/).

Una vez allí, se debe completar un formulario que luego se remite a la Dirección de Residuos Especiales y Pasivos Ambientales, desde donde los equipos técnicos responden con los datos para el pago del Manifiesto.

Con posterioridad a la confirmación del pago, la Dirección citada envía el Manifiesto al solicitante y éste recibe un correo con el acceso al mismo (con la numeración correspondiente) y los pasos a seguir para concluir con el trámite.

Finalmente, la cartera de Ambiente recibe un correo del solicitante con el Manifiesto escaneado (o fotografiado) y responde con la aprobación, o no, del Manifiesto.

El Ministerio de Ambiente, a través de la Dirección de Protección de Biodiversidad y Áreas Protegidas, realizó decomisos de prendas de origen ilegal de fibra de vicuñas que se encontraban a la venta en un comercio de la ciudad de Purmamarca. Frente a esto, el Ministerio de Ambiente convocó a la comunidad a denunciar estos hechos y no comprar estas prendas ilegales en el mercado artesanal por el perjuicio ambiental y social que representa.


El Ministerio recordó que solo está habilitado el comercio de prendas de vicuñas que cuenten con las certificaciones que otorga la cartera ambiental de la provincia y la etiqueta del Ministerio de Ambiente de Nación.

Recientemente un equipo técnico de la Dirección de Protección de Biodiversidad y Áreas Protegidas realizó un operativo de fiscalización en ciudades del norte de Jujuy. En primera instancia se controlaron comercios de la localidad de Tilcara y luego de Purmamarca. En esta segunda localidad se decomisaron -a través de Acta Nº 470- diversas prendas de fibra de vicuña que estaban a la venta y que no poseían los papeles que respalden la trazabilidad de las mismas, infringiendo leyes nacionales, Ley N° 23582 “Convenio para la conservación y manejo de la vicuña”, Ley Nº 22344 “Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres”; y provinciales Ley de Caza Nº 3014 y Ley Nº 5634 “Plan de conservación y manejo sustentable de la vicuña en silvestría”.

En este marco, desde el Ministerio de Ambiente se informa a los comerciantes, y a la comunidad en general, que toda persona o comercio que tenga en su poder prendas de vicuña, deberá contar con la documentación correspondiente, que garantice su legalidad y legitimidad.

La documentación mencionada consta de un Certificado de Transformación, Trazabilidad y Legítima Tenencia y una etiqueta con la siguientes siglas y número “J N° de referencia A”, estas son otorgadas, únicamente, por la Secretaría de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable, del Ministerio de Ambiente de la Provincia, organismo de aplicación de las leyes ambientales sobre vicuñas. El organismo tiene como función -entre otras- el control de todo el proceso de obtención, transformación y comercio, que garantizan la legalidad de la fibra y la trazabilidad del producto.

Asimismo, toda persona física, comunidad Aborigen y comercio, que desea trabajar con fibra de vicuña, debe solicitar el permiso correspondiente en la Secretaría mencionada.

El vellón hilo o prenda de fibra de vicuña que no se halle munido de los certificados y etiqueta mencionados, se presume proveniente del comercio ilegal y caza furtiva de vicuñas.

Desde el Ministerio de Ambiente se busca desalentar la compra de prendas que provengan del comercio ilegal, porque representa un perjuicio ambiental ya que supone un manejo fuera de norma de la vicuña, su fibra y sus productos. Pero también esto provoca un perjuicio social y económico, porque genera distorsiones en el mercado en detrimento de las comunidades que realizan el proceso de esquila de vicuña en silvestría bajo normas y obtienen el hilo y prendas desde la legalidad.

El Ministerio de Ambiente informa a la comunidad que no se deben extraer de su hábitat natural a los animales pertenecientes a la fauna silvestre nativa, no solo porque está penalizado a través de leyes provinciales, nacionales e internacionales, sino porque además se trata de respetar y preservar a los ejemplares de la fauna local en los ecosistemas que integran y en los cuales prestan servicios ambientales esenciales.

La recomendación surge a partir de un reciente caso de turistas que levantaron un ejemplar de guanaco en una zona cercana a Purmamarca, y que fuera informado oportunamente al Ministerio de Ambiente por parte de la Comisario Fabiola Bracamonte de la Seccional N° 52 de Purmamarca.

En este sentido, la referente de la fuerza policial informó que una familia de turistas que transitaba por la Ruta Nacional N° 52, a la altura de la Cuesta de Lipán, observó un ejemplar de guanaco juvenil macho que se encontraba solo y no divisaban su grupo familiar, por lo tanto lo trasladaron a la seccional de Policía de Purmamarca.

Luego de tomar conocimiento de esta situación, personal técnico especializado del Ministerio de Ambiente buscó al ejemplar en la Seccional de Purmamarca y se trasladó inmediatamente hasta la Cuesta de Lipán nuevamente para observar si encontraban al grupo familiar, obteniendo resultados negativos. Dadas las circunstancias y con la colaboración del equipo técnico de la Secretaría de Calidad Ambiental encabezado por la Directora de Residuos Especiales y Pasivos Ambientales, Marina Giordana, y personal del área de medioambiente de la empresa EXAR que siempre presta colaboración para la conservación de la Biodiversidad en la región, se logró reubicar al animal. En este sentido, el ejemplar fue alojado provisoriamente en el hogar de una familia de ganaderos de la zona, quienes lo recibieron, resguardaron y se comprometieron en alimentar durante su inicial etapa de crecimiento y desarrollo.

Finalmente, se acordó con los miembros de la familia un plan de visitas periódicas para evaluar el estado sanitario y etológico del guanaco, hasta tanto se defina la fecha de liberación en el área natural de su procedencia.

En tal sentido, desde la Secretaría de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente, solicitaron a toda la comunidad, local y turistas, no levantar fauna silvestre en las rutas ya que estarían extrayendo de su lugar de origen a estos animales; pueden contraer enfermedades zoonóticas que transmiten los ejemplares de la fauna nativa, o se estarían exponiendo a las agresiones propias de animales silvestres.

Para denuncias por presencia de animales silvestres, o aparición de ejemplares heridos, así como también ante casos de caza, tráfico o venta ilegal, comunicarse al Ministerio de Ambiente (0388-4249264), o bien dirigirse a República de Siria N° 147 del barrio Gorriti.