Salud | salmonelosis | medidas de cuidado | jujuy
Sanidad.

Piden extremar medidas de cuidado ante la salmonelosis

Se trata de una de las enfermedades más frecuentes que se trasmite por el agua y por los alimentos contaminados.

El Ministerio de Salud de Jujuy informó a la comunidad que se encuentra en análisis un brote de casos de salmonelosis o fiebre paratifoidea correspondiente a un grupo de menores de edad quienes asistieron en conjunto a un evento deportivo masivo desarrollado fuera de la provincia.

La salmonelosis es una enfermedad transmitida por el agua y por los alimentos contaminados por bacterias del género Salmonella que suelen vivir en los intestinos de animales y humanos y que se liberan mediante las heces.

La enfermedad puede provocar síntomas como fiebre continua, cefalea, vómitos, dolor abdominal, malestar general, anorexia, diarrea o estreñimiento y tos sin flema en los primeros días.

La presentación de este cuadro puede ocurrir entre 1 y 10 días después del consumo de agua o alimentos contaminados, requiriendo internación en su fase más aguda.

Para prevenir esta enfermedad, es clave consumir alimentos seguros y de calidad lo que se garantiza desde la compra y posterior manipulación, cocción y conservación.

Para tener en cuenta

  • Mantener la higiene durante la manipulación y consumo de alimentos

  • Lavarse las manos: antes de manipular alimentos, durante su preparación y después de manipular huevos y carnes. También antes de comer y después de ir al baño, cambiar pañales, tocar la basura, sustancias químicas para limpiar o animales

  • Desinfectar todas las superficies y elementos usados en la preparación de alimentos

  • Proteger las áreas de la cocina de insectos, plagas, mascotas y otros animales

  • Mantener los alimentos cubiertos o en recipientes cerrados

  • Separar alimentos crudos y cocidos. Conservarlos en recipientes diferentes y en la heladera, ubicando los crudos en la parte inferior

  • Usar utensilios distintos como cuchillos y tablas para cortar o manipular carne, pollo y pescado

  • Cocinar completamente los alimentos especialmente las carnes y huevos. Para carnes rojas y pollo atender que los jugos sean claros, no rosados

  • Preferir huevos frescos en su período de aptitud (ver fecha de vencimiento), de productores que aplican buenas prácticas en el manejo de las granjas

  • No partir huevos en los bordes de los recipientes donde vayan a ser batidos y emplear el elemento únicamente para esa operación

  • No separar las claras de las yemas con la propia cáscara del huevo

  • Evitar comer huevos crudos o alimentos donde el huevo no esté completamente cocido. Evitar preparar y consumir mayonesas caseras, optar por las marcas comerciales

  • Mantener los alimentos a temperatura segura. Una vez preparados no deben permanecer más de dos horas a temperatura ambiente

  • Descongelar los alimentos dentro de la heladera en recipientes con tapa

  • Consumir siempre agua segura: en caso de no contar con red de agua segura, desinfectar el agua que se utiliza para beber y preparar alimentos mediante el proceso de ebullición (hirviendo al menos durante un minuto) o agregar 3 gotas de lavandinas por cada litro de agua

  • Lavar siempre con agua segura frutas y verduras, especialmente si se comen crudas

  • Consumir jugos, helados, hielo y bebidas elaboradas con agua segura

  • Consumir leche y sus derivados debidamente pasteurizados.

  • Descartar alimentos enlatados con óxido, hinchados o golpeados

  • Cerrar siempre los cestos de basura que deben estar alejados del sector de preparación de alimentos

  • Evitar consumir alimentos cuyas prácticas de manipulación y conservación sean no seguras o sean dudosas

  • Toda persona que, por su actividad, esté o pudiera estar en contacto con alimentos en establecimientos donde se elaboren, fraccionen, almacenen, transporten, comercialicen y/o enajenen alimentos o sus materias primas debe contar con el Carnet de Manipulador de Alimentos vigente.