Salud | salud escolar | políticas integrales | Jujuy
Accesibilidad.

El Programa Provincial de Salud Escolar asegura abordaje integral a niños de primero y séptimo grados

La estrategia es clave para la detección temprana de factores de riesgo, promoción de la salud escolar y tratamiento oportuno.

En un trabajo conjunto entre los ministerios de Salud y Educación, el Programa Provincial de Salud Escolar tiene como objetivo fortalecer políticas integrales dando respuesta a las necesidades de derivación de niñas y niños en edad escolar permitiendo acciones de prevención temprana de enfermedades y promoción de la salud.

“Redefiniendo la importancia de este trabajo que hasta hace unos años contaba con el acompañamiento de Nación, en Jujuy la estrategia se realiza considerando factores específicos para la cobertura a todo el territorio de la provincia”, explicó la directora Provincial de Maternidad e Infancia, Claudia Castro, y detalló que “las atenciones están abocadas a un grupo poblacional específico, es decir, niñas y niños de 1° y 7° grados de todas las instituciones educativas de la provincia tanto públicas como privadas incluyendo también a escolares en instituciones plurigrado en las que se evalúa al total del alumnado”.

“Además, junto a la evaluación clínica propiamente dicha en la que se cumple con los controles generales, peso, talla, odontología, oftalmología, audiometría y demás consideramos que Salud Escolar resulta una oportunidad indiscutible para la escucha de cada niña o niño y una posibilidad fundamental para la detección de cualquier situación que requiera acompañamiento interdisciplinario”.

¿Cuál es el circuito de Salud Escolar?

El proceso es sencillo: implica previo a la jornada en la institución escolar, una presentación con referentes locales y una reunión con los referentes afectivos de niñas y niños y docentes para completar la Ficha de Control Integral de Salud.

Este documento da cuenta de la evaluación y cuenta con los datos de antecedentes de salud de cada estudiante y de la familia.

El control de Salud Escolar no implica procesos invasivos y debe contar con el consentimiento de padre, madre o adulto responsable a cargo así como el acuerdo de niñas, niñas y adolescentes para la actuación sanitaria.

Cada uno de los chequeos se realiza siempre con la presencia de la persona que acompaña a cada niña o niño.

El control de Salud Escolar se divide en 5 instancias:

  • Enfermería: peso, talla, presión arterial, agudeza visual (si usa lentes, hay que llevarlos) y control de Carnet de Vacunas (de Calendario Nacional y Covid)

  • Fonoaudiología: control de lenguaje y audición para 1° grado y control de audición para 7° grado

  • Odontología: control buco-dental, semaforización del índice de caries

  • Pediatría: evaluación integral y derivaciones si son necesarias

  • Salud Mental: Identidad de género y situaciones de violencia (Ley 26.743)

Estos estudios se reflejan en la Certificación de Salud Escolar donde constan también las interconsultas y tratamientos que se realicen para la obtención del alta básica, derivaciones si se requieren y el registro de 100% apto si no se solicitan otras intervenciones.

La Certificación de Salud Escolar constituye un documento oficial que puede ser solicitado en diferentes actos administrativos en los que se deberá presentar copia del mismo.

En el caso de escolares de 7° grado, es requisito indispensable para el ingreso al nivel secundario.

En el caso de alumnas y alumnos de 1° grado se solicitará la firma del apto general o avance de derivaciones en la inscripción del año escolar posterior al control de salud (2° grado).