Economia y Producción | productores | economías regionales | asistencia
Asistencia.

Productores jujeños podrán acceder a fondos del Plan de Protección a Economías Regionales

Se ejecutará cooperación de Nación para dar tranquilidad a las economías regionales afectadas por el fuerte impacto del cambio climático.

El Gobierno de Jujuy, a través del ministro de Desarrollo Económico y Producción, Exequiel Lello Ivacevich, presentó la compleja situación que atraviesan los productores vitivinícolas de la provincia y de otros sectores afectados por heladas, en adhesión al Plan Integral de Protección a Economías Regionales, que permitirá el arribo de fondos de asistencia y fomento.

El plan, presentado en las últimas horas por el Gobierno Nacional, consta de programas, fondos y asistencia para enfrentar la emergencia agropecuaria que atraviesan las economías regionales como consecuencia de las condiciones climáticas.

En ese marco, la provincia expuso “los daños que registran los productores vitivinícolas y de otros cultivos, como el durazno, que se vieron afectados por el descenso de las temperaturas”, según indicó el titular de la cartera de Producción al ponderar que se logró la inclusión de los distintos sectores.

En el caso del sector vitivinícola, detalló que las últimas heladas que generaron preocupación, en especial en la zona de Quebrada de Humahuaca, se dieron durante los primeros días de noviembre, superando en algunos casos los 4 grados bajo cero.

Un primer relevamiento a nivel provincial alcanzó a más de 60 productores y un total de 95,167 hectáreas, donde se evaluó un alto porcentaje de pérdidas, que podría aumentar según se haya visto afectado el cuaje.

En la mayoría de los casos, los viñedos además venían recuperándose de daños ocasionados por heladas ocurridas durante el mes de septiembre, por lo que la última helada produjo daños principalmente en los rebrotes. No solo se vería afectada la cosecha 2023 sino también la de los dos próximos años.

“Es de suma importancia implementar acciones de apoyo al sector, no solo para afrontar los inconvenientes ocasionados por el reciente evento climático, sino también como una herramienta de prevención para eventos futuros que afecten tanto a los vitivinicultores como otros productores agrícolas”, resumió Lello Ivacevich al respecto.

Entre los beneficios del plan se incluye un Programa de Políticas para la Gestión del Riesgo Agropecuario, mecanismo de asistencia rápida para financiar la recuperación productiva con un fondo total de $1.500 millones, que se transferirá a las provincias que presenten las estimaciones de daños, cantidad de productores afectados y la estratificación productiva.

También hay un Fondo de Asistencia de Actividades Críticas del Riesgo Agropecuario, con créditos a otorgarse de hasta $500.000 para pequeños productores, con un plazo de 18 meses de gracia y a tasa 0.