Agua Potable y Saneamiento | Agua Potable de Jujuy | Paro | conciliación obligatoria
Paro injustificado.

El Sindicato de Obras Sanitarias en desobediencia: faltó a la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo

Agua Potable de Jujuy participó del proceso de conciliación obligatoria por el paro injustificado anunciado por el Sindicato de Obras Sanitarias.

En el día de la fecha, Agua Potable de Jujuy S.E. se presentó a la conciliación obligatoria llamada por el Ministerio de Trabajo y Empleo de la provincia, en la cual el Sindicato de Obras Sanitarias sin justificación desobedeció el llamado y no asistió a la misma a pesar de haber sido debidamente notificado.

Al estar ausente el Sindicato de Obras Sanitarias en la conciliación obligatoria, al igual que hicieron en la reunión paritaria del pasado martes 5 de julio donde la empresa estatal ofreció el aumento que fue liquidado y depositado a los empleados con el sueldo de junio del corriente año.

Ante la injustificada ausencia del gremio, el Director Provincial de Trabajo emitió la resolución que dictamina tener presente lo manifestado por Agua Potable de Jujuy S.E. e intimar al Sindicato de Obras Sanitarias dar estricto cumplimiento a la Resolución N° 105 DPT-2023 que exige retrotraer el estado de las cosas existentes a la anterioridad del conflicto, es decir, “el cese de las medidas de fuerza adoptadas, debiendo prestar inmediatamente el servicios de manera normal y habitual”.

Esta medida de fuerza adoptada por el Sindicato de Obras Sanitarias, conducido por Yolanda Mamaní, hoy candidata por el espacio kirchnerista de Unión por la Patria, tiene una clara motivación política porque primero llamó a un paro sorpresivo de tres días, luego solicitó paritarias, que fueron concedidas por Agua Potable de Jujuy, y decidió no presentarse a su propio pedido.

Posteriormente, la empresa estatal hizo la debida presentación en el Ministerio de Trabajo y Empleo, quién llamó a conciliación obligatoria, donde nuevamente el Sindicato volvió a ausentarse. Este proceso demuestra que la situación actual es un claro oportunismo político, perjudicando a todos los usuarios de la provincia.

Mientras el proceso continúe, se mantiene la realización de los trámites administrativos en la Justicia jujeña debido a la desobediencia legal por parte del Sindicato de Obras Sanitarias.