Gobernación | Morales | Gobierno nacional | Gobierno
Política nacional .

Morales llamó a "dejar la pelea interna y gobernar para el pueblo argentino"

El Gobernador Gerardo Morales expresó su preocupación por la situación generada a raíz de la renuncia de Martín Guzmán al frente del Ministerio de Economía y Finanzas de la Nación, e instó al gobierno nacional a tomar una posición responsable.

“Espero que el gobierno nacional resuelva una situación de incertidumbre que siempre genera la renuncia de un ministro de una cartera tan importante, más aún en el marco de una situación muy complicada para el país con inflación descontrolada, falta de gasoil, lo que es una vergüenza teniendo los yacimientos de Argentina, en particular Vaca Muerta”, señaló el mandatario.

Remarcó: “El problema del gobierno nacional y del país, en cuanto a lo económico y social, es la política, la pelea entre el presidente y la vicepresidenta” y advirtió que “si no resuelven esa situación por más ministros o ministras que cambien las cosas no van a ir bien”.

En ese sentido, llamó al gobierno nacional a tomar una posición responsable e instó a que “dejen la pelea interna y se ocupen de gobernar para el pueblo argentino”.

“Desde la oposición no tenemos que echar leña al fuego, hay que dejar que se tomen las decisiones, no generar más incertidumbre”, expresó y apeló a que “dejen la pelea y resuelvan los problemas que tenemos”.

Morales destacó el “buen vínculo” que mantiene con la reciente designada ministra de Economía y Finanzas, Silvina Batakis, a quien calificó como “una persona con una fuerte vocación de trabajo”, aunque aclaró que “su desempeño no va a pasar por ahí, sino por el respaldo que tenga y que no esté sujeta a tironeo político”.

Indicó que “uno de los desafíos más importantes para que la economía no se complique es cumplir con lo acordado con el Fondo Monetario Internacional”. “Allí está la bisagra y es donde hay una diferencia irreductible entre el presidente y la vicepresidenta”, señaló.

“Esta designación tiene más la mano de la vicepresidenta que del presidente”, sostuvo el gobernador y reclamó que “se tomen medidas que tranquilicen la economía”, aunque subrayó: “Fundamentalmente tienen que abuenarse y dejarse de macanear con tanta pelea y dedicarse al pueblo”.